La Audiencia Provincial de Segovia, condenó a diez años de prisión por homicidio doloso a Magdalena K.C.H, la mujer polaca que abandonó a su bebé recién nacido en un pinar cercano a la localidad de Chatún (Segovia).  El veredicto contempló el atenuante de reconocimiento de los hechos y la colaboración en la investigación como señalaron fuentes judiciales a Segoviaudaz.es.

El abogado defensor , que un principio pidió la libre absolución de la acusada, acabó solicitando la pena de diez años tras conocer el veredicto del jurado popular, mientras que la fiscal, solicitó una condena de 15 años de prisión, alegando que los hechos se habían producido de forma premeditada y con la intención clara de ‘deshacerse del bebé’.

Por su parte, mujer polaca que se encuentra en la prisión de mujeres de Brieva (Ávila) aseguró que actuó bajo un estado de pánico y miedo insuperable ante el adelanto del parto y que ocultó su embarazo por temor a ser despedida de su trabajo. Ambos atenuantes  fueron rechazados por parte del jurado popular.