Glenda, la joven segoviana desaparecida hace unos días, y que ha mantenido en vilo a toda la ciudad, se ha personado en comisaria, de Guissona, en la Lérida, donde se encuentra en estos momentos,  según explica su madre a través de redes sociales.

La joven de 15 años, que abandonó voluntariamente la residencia de Juan Pablo II, en la capital, se encuentra ahora en Cataluña, donde será recogida en las próximas horas por familiares y miembros de la Gerencia de Servicios Sociales de la Junta de Castilla y León, de quien depende su tutela.

A través de redes sociales, su padre ha agradecido el apoyo de la sociedad segoviana. “Por fin la han localizado”, afirmó hace apenas unos minutos.

A través de las redes, otros familiares también han agradecido “a todas las personas, medios de comunicacion, instituciones, cuerpos de seguridad del estado, por toda la ayuda para encontrar a Glenda”.