El Grupo Municipal Popular denuncia que estas Navidades miles de turistas llegarán a Segovia y se encontrarán una imagen sorprendente de la ciudad: “se verán obligados a bajar de los autobuses o esperar a los vehículos en pleno paseo de Ezequiel González”.

Las obras continúan cuando debieran estar concluidas, eso aseguran en el PP, y, sentencian que es un proyecto “que acumula una serie de problemas y retrasos.” Así, insisten que los trabajos comenzaron a finales de junio y según anunció el equipo de Gobierno, la intervención duraría seis meses, con lo que tendría que estar a punto su inauguración. Según el PP, ” es más que evidente que la obra no estará acabada en el plazo previsto y desconocen la fecha concreta de finalización. También recuerdan los numerosos costes adicionales que están suponiendo estas obras (eliminación de la marquesina, reparación de daños estructurales en dos sotanos y parte de los edificios de viviendas…)”.

Mientras avanza una obra que para el PP “es cuestionable”,  los viajeros tendrán que seguir apeándose en Ezequiel González.