La ola de frío siberiano que afecta a Europa en las últimas jornadas ha provocado precipitaciones de nieve en diferentes puntos de Castilla y León, que obligan en estos momentos a utilizar cadenas para transitar por trece puertos de montaña de la Comunidad.

Los puertos que requieren la utilización de cadenas son los de Serranillos (AV-913) y Mijares (AV-901), ambos en el término municipal de Burgohondo, y el Puerto Pico y Menga (N-502), en la misma provincia, en la localidad de Hoyocasero. En Burgos, están afectados el de Lunada (BU-572), Estacas de Trueba (BU-570) y Manquillo (BU-820).

Además, en León precisan cadenas los puertos de Pajares (N-630), Monteviejo (LE-233), San Glorio (N-621), Pontón (N-625), Vegarada (LE-321) y La Magdalena (LE-493). Lo mismo sucede para quienes transiten por la localidad palentina de Vañes (CL-627), o por el Puerto de Navacerrada en Segovia (CL-601).

 Además, las placas de hielo, la lluvia y la niebla obligan a extremar la precaución por otras decenas de tramos de las carreteras de la Comunidad, según apunta a estas horas la Dirección General de Tráfico.

 

 

 

DEJA UNA RESPUESTA