La tendencia al alza en los casos de Covid-19 es indiscutible. En 24 horas se han sumado 130 nuevos positivos en Segovia.

En tan solo 5 días el número de casos acumulados en nuestra provincia ha pasado de 22.035 positivos a los 22.473 actuales.

Castilla y León registra hoy 2.120 casos de la COVID-19, con lo que su número actual acumulado es 332.990.

Todos los nuevos positivos se han notificado atendiendo a la definición de caso confirmado de infección por SARS-CoV-2 adoptada por la Autoridad sanitaria nacional en la Estrategia de Diagnóstico Precoz, Vigilancia y Control de la COVID-19, de 12 de agosto de 2021; de los 2.120 nuevos casos trasladados hoy al C.C.A.E.S. de acuerdo con el criterio epidemiológico del Ministerio de Sanidad, 1.939 han tenido diagnóstico el día previo.

Los brotes activos actualmente en el conjunto de la Comunidad son 555 y los casos positivos a ellos vinculados, 3.352.

Las nuevas altas en las estadísticas hospitalarias suman 31, y los fallecimientos acumulan cinco más, pasando a reflejar 34.276 y 6.339 respectivamente.

Aunque la tendencia es creciente, Castilla y León mantiene actualmente en situación de riesgo controlado ( Acuerdo 100/2021, de 16 de septiembre, de la Junta de Castilla y León, por el que se declara la situación de riesgo controlado para todo el territorio de la Comunidad ), con las medidas, obligaciones y limitaciones que, para ese estadio, se recogen en el normativa vigente, entre ella el Acuerdo 46/2021, de 6 de mayo, por el que se actualizan los niveles de alerta sanitaria y el plan de medidas de prevención y control para hacer frente a la crisis sanitaria ocasionada por la COVID-19 y sus posteriores actualizaciones, cuyo texto consolidado vigente puede consultarse en este enlace: Texto consolidado del Acuerdo 46/2021, de 6 de mayo, de la Junta de Castilla y León, por el que se actualizan los niveles de alerta sanitaria y el plan de medidas de prevención y control para hacer frente a la pandemia por la COVID-19 .

La declaración de situación de riesgo controlado conlleva la eliminación de limitaciones de aforos y horarios, pero manteniendo las obligaciones generales de cautela y protección referidas al uso de la mascarilla y a la distancia de seguridad, además de la recomendación del lavado frecuente de manos; asimismo la obligación de colaborar en la información necesaria para la trazabilidad de contactos y en el cumplimiento de situaciones y prescripciones en aislamientos y cuarentenas; y continúa la prohibición de fumar en vía pública si no se puede asegurar la distancia de seguridad, así como totalmente en terrazas de hostelería.