Segovia recupera el tren que la unía con Alicante y que fue cancelado con motivo de la pandemia, hace más de dos años. Ahora, eso sí, tardará un poquito menos. Trece años después del inicio de sus obras, y once desde que las mismas concluyeran, el Gobierno pondrá en servicio el 1 de julio el nuevo túnel en ancho estándar entre las estaciones de Madrid-Chamartín Clara Campoamor y Madrid-Puerta de Atocha, una infraestructura de siete kilómetros de longitud cuya excavación concluyó en mayo de 2011 y sus trabajos previos se iniciaron en agosto de 2009.

Este túnel, muy esperado por los viajeros, permitirá descongestionar el tráfico de entrada y salida a Madrid. Además, conectará las líneas de alta velocidad del norte de España, es decir, todas las que atraviesan Castilla y León, con las del este y sur, facilitando el establecimiento de servicios pasantes, evitando así transbordos en la capital y potenciando la vertebración territorial.

Áreas ferroviaras

Hasta ahora, la red española de alta velocidad se ha desarrollado en dos áreas: por una parte, las líneas que unen Madrid con el norte y el noroeste del país, que tienen origen y destino en la estación de Madrid-Chamartín-Clara Campoamor, y por otra, las de alta velocidad del este, levante y sur, con origen y destino en Madrid-Puerta de Atocha. El nuevo túnel de alta velocidad entre las dos estaciones de la capital -que ha requerido una inversión de 338 millones de euros-, permitirá conectar ambas redes.

La puesta en servicio de esta infraestructura permitirá articular una red de alta velocidad única y transversal entre las principales ciudades españolas, evitando realizar transbordos en Madrid y potenciando la vertebración territorial.

Una vez finalizada la ampliación de Madrid Puerta de Atocha, y con la futura estación pasante en funcionamiento, todos los trenes de alta velocidad que lleguen o partan de la capital podrán efectuar parada tanto en Atocha como en Chamartín, que pasarán de ser estaciones terminales (esto es, estaciones origen y destino final de las circulaciones) a ser estaciones pasantes (intermedias en un trayecto).

Venta de billetes 

En este sentido, a partir de este  Renfe pone a la venta las relaciones de alta velocidad que desde el 1 de julio enlazarán el norte y este peninsular y que circularán a través de este nuevo túnel, una infraestructura que permite la conexión directa de las líneas de alta velocidad del norte con la Comunidad Valenciana. Permitirá una mejora media de tiempos de viaje de unos 20 minutos, dependiendo del trayecto y de los servicios, y deja Madrid Chamartín como estación de referencia en la capital para todos los trenes pasantes entre el norte y levante, siendo la única en la que efectúan parada.