La academia ‘Espacio Arte’ de Segovia da la oportunidad a los artistas más jóvenes de la casa para pasar las mañanas del verano dando rienda suelta a su talento, sea cual sea su nivel y formación anterior en pintura y cerámica, apuntándose a los campamentos urbanos de arte. Las piezas y obras que realicen se las llevarán a casa.

El fundador y director de la academia, el pintor segoviano Pablo Caballero explicó que el objetivo es que “puedan pasar la mañana con nosotros siendo creativos, aprendiendo y disfrutando del arte”. Caballero, junto a Elena Cuesta, monitora y profesora de cerámica, y María Vara, monitora y profesora de pintura, están en la academia durante toda la mañana. Cada familia puede diseñar su estancia según sus necesidades y gustos.

“Normalmente se hace las dos cosas, pintura y cerámica. Hay la opción de hacer las dos o la opción de hacer sólo durante dos horas una de las dos actividades, pintura o cerámica solo”. Pablo Caballero remarcó que es más económico hacer las dos propuestas y también cuántas más semanas se va haciendo mayores descuentos.

La respuesta que están teniendo es muy buena aunque el diseño de la actividad se tuvo que adaptar a las actuales circunstancias de la crisis sanitaria por el coronavirus y aparcar el diseño original del verano. “Teníamos un proyecto muy bonito de hacer actividades conjuntas para hacer mural de pintura y de cerámica. Todo se ha quedado en el aire descartando las actividades conjuntas”, resalta.

Las instalaciones de la academia ‘Espacio Arte’ permiten hacer grupos de hasta 10 o 12 niños manteniendo las distancias de seguridad sin problemas. “Hemos adaptado todo, con mamparas de separación, con distancia de dos metros entre alumnos. En los baños, dispensadores con sensores automáticos de jabón, el grifo y el secamanos para que no tengan de tocar nada y, en la entrada, geles hidroalcohólicos y mascarillas”, detalla Pablo Caballero.

Un verano con mucho arte, lúdico y divertido pero también muy seguro, con la profesionalidad de estos tres monitores. “Se pinta un cuadro, se hacen figuras y objetos en cerámica que luego se cuecen y esmaltan. Toda la obra que realizan durante el campamento se la llevan a casa”, con el objetivo de que estos inquietos y pequeños artistas darles un espacio para sacar el máximo partido a sus vacaciones de verano.

Pablo Caballero quiso dejar claro que para apuntarse a estos campamentos de arte no hace falta tener experiencia previa y ser alumno de la academia. “Sólo tienen que tener ganas e interés en aprender. Se puede partir de cero porque para eso estamos nosotros, por ejemplo en pintura, en el inicio de un cuadro, les enseñamos cómo encajarle y desarrollarlo hasta que esté acabado”, resume el director de ‘Espacio Arte’.

Total flexibilidad

En cuanto al horario de los campamentos urbanos de arte, Caballero señaló que los tres monitores están de 9.00 a 14.00 horas pero también “tenemos flexibilización de horario por si alguien necesita llevar antes a algún alumno y recibirle o estar hasta más tarde si lo necesitara, también”. Existe una tercera opción para empezar la mañana un poco más tarde. En la academia hay muy buen ambiente, según su director.

La oferta se extiende durante lo que queda del mes de julio y todo agosto, también con flexibilidad por si se van de vacaciones fuera de la ciudad, al volver lo puedan retomar. “Se puede hacer una semana, dos, un mes o lo que quieran. Además por hermanos se hace un 10 por ciento de descuento”, señaló. ‘Espacio Arte’ no cierra sus puertas para ser una alternativa con estos campamentos de urbanos de arte o acudir uno o dos días a la semana. Por las tardes, dos días a la semana, también tienen su oferta creativa.

Vuelve la actividad a los centros privados de formación tras unos meses de cierre obligado por el coronavirus. “Un cierre radical con el confinamiento, dejaron de venir todos los alumnos hasta ahora que han vuelto y los adultos igual”, resume. En cuanto le fue posible, Pablo Caballero fue a la academia para hacer una limpieza y desinfección general y para pintar todas las instalaciones.

Espacio Arte fue fundada por Pablo Caballero en 2008, logrando consolidarse como un lugar de referencia en la enseñanza de artes plásticas en Segovia, desde su sede en el barrio de San Lorenzo. A lo largo del año, ofrecen clases personalizadas de pintura y cerámica, tanto para adultos como para niños, sin importar cuál sea su nivel y se pueden incorporar en cualquier momento ya que es el alumno el que marca su ritmo de trabajo.

Proyecto personal

Como artista, Pablo Caballero sigue esperando a que el Ayuntamiento de Segovia le conceda fechas para poder exponer en La Alhóndiga. “Si no me contestan buscaré otras alternativas porque estoy trabajando en el proyecto de hacer obra nueva para hacer una exposición”, resumió. El plazo marcado es poder hacerlo para 2021 o 2022, a la largo plazo. “Una obra meditada y bien asentada, a la que sumaré a mis paisajes de naturaleza animales que hacía tiempo que no lo tocaba. Un giro al tema de la naturaleza”, detalla el pintor segoviano.