La Policía Local de Segovia sancionó este sábado a un establecimiento situado en la plaza de la Rubia, en las inmediaciones de la Plaza Mayor, por permitir 42 personas en la terraza sin distancia mínima entre personas y mesas. Además se le impusieron dos sanciones por ocupar más superficie de la permitida y por negarse a facilitar la licencia o plano de la instalación, así como, otra sanción por desobediencia a la autoridad. Este mismo bar fue sancionado el domingo por superar el espacio permitido para la terraza.

El jueves, la Policía Local también puso una sanción a otro establecimiento de hostelería por permitir estar 18 personas en cuatro mesas todas juntas, en la plaza del Doctor Gila, en el barrio de San Millán. Ese mismo días, hubo 11 sanciones por una fiesta en un jardín situado en la calle Martínez Campos.

También destaca la intervención en una fiesta, con 24 personas reunidas, en una nave de la Carretera de Villcastín. Además de multar a los participantes se sancionó al organizador, así como una multa por desobediencia a la autoridad y otra por dar datos falsos de identificación. También se se actuó en un domicilio, donde se pusieron multas a siete personas por estar reunidas y una por organizar una fiesta, en la calle Jesús Unturbe.

Los agentes de la Policía Local de Segovia también sancionaron a cinco personas el sábado por saltarse el cierre perimetral de Castilla y León, tres multas en la Cuesta de los Hoyos y otras dos en la calle Campo Azálvaro.

A lo largo del fin de semana se pusieron 15 multas por saltarse el toque de queda, fijado a las 22.00 horas, el sábado fueron 11 en diferentes puntos de la ciudad; el domingo dos y en la madrugada del lunes, otras dos. Además de dos por el mal uso de la mascarilla.