El Organismo Autónomo Parques Nacionales (OAPN), dependiente del Ministerio para la Transición Ecológica y el Reto Demográfico (MITECO), planteó hoy que tras el desmantelamiento de la estación de esquí de Navacerrada se procederá a la restauración ambiental de la zona ocupada, y para ello se tomará como referente la recuperación de la antigua estación de esquí de Valcotos, que el Gobierno de la Comunidad de Madrid expropió en 1998 y que es un ejemplo de restauración ecológica de una estación de esquí haciendo compatible el disfrute del espacio natural con su conservación, informa Ical.

El OAPN presentó  en la reunión del Patronato del Parque Nacional de la Sierra de Guadarrama, una propuesta de Programa de recuperación y activación económica sostenible del Puerto de Navacerrada. La caducidad de la concesión de las instalaciones de esquí de tres pistas (Escaparate, Telégrafo y El Bosque) supondrá la reversión al dominio público forestal de esos montes, que se encuentran en un entorno con numerosas figuras de protección.

De esta manera, se recuperará la fisiografía y la cubierta vegetal poniendo en valor senderos, zonas de estancia e itinerarios autoguiados, así como servicios de información, vigilancia, mantenimiento y control de visitantes. También se fomentará el desarrollo de investigación básica y aplicada para mejorar el conocimiento científico del Parque Nacional y su entorno.

El OAPN presentó el Programa de Recuperación como una propuesta abierta a la que invita a sumarse a las administraciones autonómicas y locales y a los agentes implicados, para abordar el tema como un programa de gestión integral, que la Ley de Parques Nacionales denomina un ‘Programa piloto’ para la activación económica sostenible.

El Programa identifica dos líneas de actuación con el doble objetivo de asegurar las perspectivas de futuro sobre el espacio en lo que se refiere a su regeneración, conservación y uso público, y de poner en marcha una propuesta de reactivación económica de los municipios del entorno.

Asimismo, el OAPN, con el apoyo y la colaboración del resto de las administraciones públicas, de las entidades empresariales, de organizaciones culturales y demás agentes interesados, promoverá diversas actuaciones de acuerdo con las propuestas de los propios municipios.

La primera de ellas tratará de promocionar la economía local a través de la digitalización, lo que permitirá una mayor eficiencia de los servicios y facilitará la implantación de nuevas empresas, especialmente pymes, vinculadas a la innovación, a nuevos servicios como el ‘coworking’, a la bioeconomía, a la cultura y a usos tradicionales.

Otra de las líneas pasa por el impulso de la movilidad sostenible para la distribución de flujos turísticos, con la regulación del uso de aparcamientos, la creación de nuevos accesos en transporte público y el fomento del uso de la bicicleta entre municipios.

Además, pretende activar el turismo histórico, deportivo y de naturaleza, que se verá favorecido por la desestacionalización y diversificación de la oferta turística, así como por la promoción de la inclusión y la accesibilidad o la recuperación de algunos espacios históricos, deportivos (como el Centro de Alto Rendimiento para entrenamiento en altura) o de especial riqueza natural y paisajística. Además, se fomentará la formación especializada para guías del Parque Nacional.

Respecto a la  rehabilitación del Puerto de Navacerrada, la propuesta del Ministerio pasa por tener en cuenta las instalaciones sin uso o en ruinas, el mobiliario urbano, los espacios públicos y la dotación de aseos accesibles para personas con movilidad reducida. También destacó que se pondrá el foco en la mejora de la gestión de residuos en la zona, se dispondrá de información digital actualizada y se desplegará una red con paneles en puntos clave que orienten a los visitantes.