El martes 18 de agosto comenzarán las obras de renovación del colector de la red de alcantarillado municipal en la intersección entre las calles Guadarrama, Navacerrada y Vial Interpolígonos. Para su ejecución será necesario cortar y desviar el tráfico al menos durante un mes en función de la fase en la que se encuentren los trabajos.

Así, en un primer momento se producirá el corte total de tráfico en la calle Guadarrama, a la altura de las instalaciones de la Jefatura Provincial de Tráfico. Por este motivo los vehículos que procedan de esta calle sólo se podrán dirigir a la calle Navacerrada (y no hacia el Vial Interpolígonos) y de la calle Navacerrada a la calle Guadarrama. No será posible acceder desde el Vial Interpolígonos hacia la zona principal de la calle Guadarrama.

Ya en una segunda y tercera fase se producirá el corte de un carril de circulación en la confluencia de las calles Guadarrama y Navacerrada, por lo que los vehículos que procedan de la calle Guadarrama (carretera de San Rafael), se podrán dirigir a la calle Navacerrada o al Vial Interpolígonos, pero los vehículos que procedan de la calle Navacerrada serán desviados por la calle Atalaya al no poder llegar a la calle Guadarrama.

Durante la segunda fase no se permitirá el acceso a esta confluencia de los vehículos que procedan del Vial Interpolígonos, pero ya en la tercera sí será posible el acceso desde este víal pero únicamente hacia la calle Navacerrada.

Estos cortes y desvíos de tráfico quedarán debidamente indicados mediante la colocación de señales y carteles en diferentes puntos de los polígonos afectados.