El Consejo de Ministros aprobó este martes una subvención de 433,9 millones de euros para un total de 273 entidades locales, con el objetivo de compensarles la merma de ingresos en su transporte público que les supuso en 2020 las restricciones a la movilidad derivadas de la pandemia. De esta cantidad, 12,8 millones corresponden a Castilla y León, informa Ical.

El Ayuntamiento de Valladolid, con 5,8 millones de euros, es el que recibirá una mayor ayuda, seguido por el de Salamanca (1,8 millones), Burgos (1,7 millones), León (1,1 millones), Segovia (802.291 euros), Ponferrada (355.620 euros), Ávila (300.174 euros), Palencia (296.677 euros), Zamora (253.072 euros), Miranda de Ebro (106.625) y Soria (75.097). Además, Aranda de Duero (Burgos) recibirá 22.208 euros, Carbajosa de la Sagrada (Salamanca) 36.578 euros y Villamayor (Salamanca) 33.901 euros.

Durante el pasado año, se produjo una fuerte reducción de la demanda del servicio de transporte público. Pese a todo, los ayuntamientos debieron mantener la prestación de este servicio en los mismos términos en los que venían haciéndolo con anterioridad. El Gobierno, en un real decreto del pasado agosto que no logró el aval del Congreso, ya había planteado un fondo para compensar la bajada de ingresos de los servicios de transporte público por un volumen inicial de 275 millones de euros.

A principios de este año, el Ejecutivo retomó este plan, con un trabajo conjunto entre el Ministerio de Transportes, Movilidad y Agenda Urbana y el Ministerio de Hacienda, revisando la dotación prevista y los criterios que la determinaban, de modo que se tuviera en cuenta la evolución de la pandemia y de la movilidad en la última fase del año 2020.

Así, la Secretaría de Estado de Hacienda, a través de una Resolución con fecha de 9 de marzo de 2021, dictó instrucciones relativas al suministro de información por las Entidades Locales en relación con la prestación del servicio de transporte público, con el objetivo de que todos esos datos sirvieran de fundamento para determinar la concesión de una subvención compensatoria.

La información que pudieron suministrar las entidades locales sobre sus correspondientes servicios públicos de transporte se refería al año 2019, el ejercicio inmediatamente anterior a la pandemia y que se toma como año de referencia. A partir de ahí, la subvención que corresponde a cada consistorio que presta servicios de transporte público se establece en proporción a los ingresos obtenidos por la aplicación de las tarifas o precios públicos en 2019.

En concreto, se ha estimado que el impacto de la pandemia es equivalente al 40 por ciento de tales ingresos, por lo que ésa es la proporción que, por regla general, compensará la subvención, si bien, por su naturaleza, se incluyen reglas especiales en los casos de los municipios integrados en el Consorcio Regional de Transportes de Madrid y en la Autoridad del Transporte Metropolitano de Barcelona-Autoritat del Transport Metropolità, ya pertenezcan al Área Metropolitana de Barcelona o no, para que el importe de la ayuda sea proporcional al grado de participación de dichas entidades locales en la financiación de los servicios de transporte de titularidad local.

También se introducen particularidades en el caso de los cabildos insulares canarios, que ya se vieron beneficiados parcialmente por el Fondo Covid 2020, recibiendo anticipadamente parte de esta financiación. De este modo, el Real Decreto que hoy se aprueba eleva el porcentaje de compensación desde el 33 por ciento que recogía el Real Decreto-ley 27/2020 hasta el 40 por ciento, de modo que la dotación presupuestaria necesaria se eleva hasta los 434 millones, un incremento del 58 por ciento sobre los 275 millones previstos en dicha disposición.

La subvención aprobada, de carácter excepcional, irá con cargo al estado de gastos de los Presupuestos Generales del Estado de 2021.