El presidente de la Junta de Castilla y León, Alfonso Fernández Mañueco, pidió hoy a la Delegación y a las subdelegaciones del Gobierno en la Comunidad que estén “más pendientes” y que haya controles para evitar conductas no permitidas o previstas en las salidas a la calle de los ciudadanos, con el relajamiento del confinamiento aplicado para combatir el coronavirus.

En su comparecencia, tras la octava Conferencia de Presidentes monográfica sobre la pandemia del coronavirus, el jefe del Ejecutivo autonómico hizo un llamamiento al sentido común y a la responsabilidad individual de los ciudadanos para que cumplan las normas impuestas al tiempo que reconoció la labor de los cuerpos y fuerzas de seguridad del Estado.

Asimismo, el presidente de la Comunidad dedicó sus primeras palabras, de “condolencias y pésame”, a las familias de los fallecidos y envió el “aliento”, “apoyo” y “ánimo” a los que permanecen hospitalizados o en aislamiento docimiciliario por el Covid-19. Además, reconoció la “fortaleza” de la sociedad de Castilla y León y España.

En estos momentos “complicados”, Fernández Mañueco destacó que ya han pasado los “más duros”, pero recordó que ahora es necesario “no bajar la guardia”, mantener la distancia social y apostar por la higiene, como elementos fundamentales en la vida cotidiana.