Los vinos de Pago de Carraovejas y Ossian fueron protagonistas durante la gala de entrega de premios de la Asociación Española de Periodistas y Escritores del Vino (AEPEV), celebrada el pasado viernes 12 de abril en Sevilla.

José María Ruiz, presidente, y Pedro Ruiz, director General de Alma Carraovejas, se desplazaron hasta las instalaciones de Bodegas Salado en Umbrete para recibir los dos galardones. El acto estuvo liderado por Fernando Rodríguez Villalobos, presidente de la Diputación y en él participaron el presidente de la AEPEV, José Luis Murcia García, y el alcalde de la localidad, Joaquín Fernández Garro, además de muchos de prensa del sector, bodegueros y profesionales del mundo del vino.

Pago de Carraovejas 2016

‘Pago de Carraovejas 2016’ fue el vino más votado por parte de los periodistas y profesionales del sector y se alzó con el Gran Premio AEPEV en su X edición. La segunda añada del “vino de finca” de la bodega peñafielense superó en una votación a doble vuelta a las 575 marcas propuestas por la prensa y escritores del vino. Este ‘Pago de Carraovejas 2016’ está compuesto por un  90% de tempranillo, un 6% de cabernet sauvignon y un 4% de merlot y condensa la vocación de la bodega por acercarse al terruño y expresar sus características. El deseo de embotellar cada paisaje.

Ossian 2016

Por su parte, ‘Ossian 2016’ fue elegido como “Mejor Blanco con Barrica” por los la prensa especializada,  formada por 160 profesionales y más de 80 medios especializados en el sector vitivinícola. Ossian 2016 busca expresar el carácter genuino del viñedo de Nieva y  trasladar a quien lo pruebe al cultivo ancestral de las tierras del norte segoviano. Una viticultura basada en el esfuerzo, bajo unas duras condiciones climáticas para obtener una singularidad fuera de lo común. La variedad se muestra en toda su profundidad en esta añada 2016 de Ossian.

Pedro Ruiz destacó que “es un honor y un privilegio que los profesionales más relevantes de los medios, escritores y críticos hayan situado a los dos vinos referentes de nuestras bodegas en lo más alto. Nos enorgullece pero, también, nos marca un listón muy alto para intentar seguir dando lo mejor de nosotros  e intentar repetir este hito”.

Desde las bodegas pertenecientes a Alma Carraovejas han querido felicitar al resto de galardonados que en esta décima edición de los premios AEPEV han superado la treintena y que recogen lo más destacado del panorama vitivinícola nacional.