El comité de Urbanos de Segovia anunciaron hoy que los usuarios de los autobuses notarán en los próximos días que las primeras expediciones de la mañana comenzarán con algunos minutos de retraso porque la empresa concesionaria Avanza Movilidad Integral tomó la decisión de no pagar el tiempo necesario para realizar las funciones del ‘toma y deje’ a los conductores.

Desde el comité recordaron que hablan del tiempo necesario para realizar labores distintas a la conducción, como la entrega de recaudación, el repostaje de combustible y adblue, aparcar y desaparcar, iniciar la billetera o comprobar que el vehículo reúne las condiciones para prestar servicio. “Todas son labores que la empresa exige cumplimiento a los conductores pero que ha decidido no remunerar la totalidad del tiempo empleado en el ‘toma y deje’ así como el tiempo necesario de trasladar el autobús a las cabeceras de las líneas”, expusieron en un comunicado.

Esta es la razón por la que muchos conductores que se incorporen a su puesto de trabajo a la hora indicada, no llegará a tiempo al inicio del servicio. “No pueden dejar de cumplir con las tareas del ‘toma y deje’ pero tampoco quieren entrar a trabajar antes de la hora a la que la empresa concesionaria contabiliza su jornada”, argumentaron desde el comité de Urbanos de Segovia.

Por otra parte, explicaron que consideran “legítima” la incorporación del trabajador a la hora indicada por la empresa para contabilizar su jornada laboral y no antes como pretende la gerencia, porque ese es el tiempo que se le abona en su nómina. “Si llega tarde a la cabecera es un problema organizativo y de gestión, no es responsabilidad del trabajador que se presenta a la hora indicada por la empresa a su puesto de trabajo, y que cumple con las tareas asignadas”, subrayaron.

Los conductores de los autobuses urbanos, a través del comité, pidieron disculpas a los usuarios afectados por los retrasos y les pidieron comprensión “para que no carguen” contra ellos porque no son los responsables de estos retrasos.