A pesar de que Luis Callejo, nominado a mejor actor de reparto en la película Intemperie de Benito Zambrano, se volvió a quedar a las puertas de recoger un Goya con su nombre,  esta vez no pudo ser.

La buena noticia fue para Esther García. La directora de producción de El Deseo Producciones recibió el Goya a la mejor película por Dolor y Gloria.

La película de Pedro Almodóvar arrasó con siete “cabezones”, incluidos mejor película y director.

Imegen RTVE