El presidente de la Diputación de Segovia, Miguel Ángel de Vicente, respaldado por todo su equipo de Gobierno, ha afirmado que en las declaraciones del vicerrector de la UVa, Agustín García Matilla, a menos de 30 días de unas Generales, dando “un toque de atención” a la institución provincial, le suena más “a una estrategia política que a una demanda educativa”. De Vicente tiende la mano a la UVa pero aseguró “debería de rectificar” y “dar explicaciones” por los errores “de bulto” que cometió García Matilla ante los medios de comunicación, según recoge ICAL.

A lo largo de su exposición, reiteró que desde la Diputación creen que el vicerrector “interesadamente” y para que “se malentendieran” ofreció unos datos de la IE University con una “interpretación sesgada e interesada” para “veladamente” poner en cuestión que hubo “un apoyo con dinero público a la universidad privada y no a la pública”, que es falso.

El presidente de la Diputación pidió a García Matilla, con quien tenía hasta ahora tenía “una buena relación personal”, que deje de utilizar la UVa para “hacer demagogia política” y le advirtió que, para relacionarse con la Diputación y con él, “le digo que así no” y “por ahí, no”, que así “no vamos a llegar a acuerdos”. De Vicente remarcó que ve “una intención de desgaste político”, a menos de un mes de las elecciones del 10 de noviembre, porque le sorprende que se cite a unas administraciones “y no a otras”.

Foto: Nacho Valverde/ ICAL

Miguel Ángel de Vicente adelantó que va a enviar una carta al rector de la Universidad de Valladolid, Antonio Largo, para hacerle lo ocurrido con García Matilla para que “se despolitice la universidad de una vez por todas”, sentenció, y “no se permitan acciones y actuaciones de este tenor”, que son “la cara visible” de un centro de referencia, y que es «una pena” que una de las mejores universidades de España se utilice para otros intereses “no educativos”, como “arma arrojadiza política” y un “órdago a mi en primer persona sin habernos sentado en una mesa”.

De Vicente declaró que no va a “seguir jugando a este juego” y le deja “toda la baraja” al vicerrector, al que reclamó que deje de sobrepasar “límites” que no le parecen casuales, alzando la voz contra la Junta, ahora con la Diputación, gobernadadas por el PP, y “otras administraciones no existen”, y le preguntó por qué demanda ayudas económicas “a unas sí y a otras no”, cuando el Campus ‘María Zambrano’, “ni está en Carbonero, ni en Riaza, Coca o El Espinar” y la creación de riqueza “se queda en su entorno más cercano”.

Mano tendida

El presidente de la Diputación afirmó que sigue tendiendo la mano a la UVa en su campus de Segovia y le ofreció “una salida igual”, el mismo convenio, en las misma condiciones que el que tiene con IE University. En su día, siendo la Universidad SEK se le cedió un edificio histórico patrimonial, que ellos se encargaron de rehabilitar y poner en valor hasta ser “un campus privado valorado y apreciado” por su calidad.

La institución provincial haría lo mismo, “ceder un edificio histórico en la provincia”, propiedad de la Diputación o de algún ayuntamiento, para que la UVa, solicitando los fondos al Consejo General de Universidades, financiado por la Junta, lo transforme en un centro universitario del que se puedan beneficiar los vecinos de la provincia.

En segundo lugar, de Vicente recordó que IE pone a disposición de la Diputación, 50 becas anuales dejando claro que “no es verdad lo que se dice” que “estamos financiando becas para que la gente estudie en IE University”. En su opinión, que un dirigente académico diga esto, es “echar” a la ciudadanía, los estudiantes y los profesores que no lo conozcan “contra la Diputación Provincial y contra esta Presidencia”, cuando la institución no financia “ni un euro” de la educación de IE porque es la universidad la que pone el dinero, 1.099.000 euros, para las 50 becas que son gestionadas por la Diputación, por el Área de Cultura

De Vicente recordó que hay 26 perceptores de becas de grado, con 21.000 euros al año; 24 de doble grado, de 23.000 euros al año, y 12 de nuevo ingreso, con una tasa de 120 euros. “Es IE el que pone el dinero a disposición de los ciudadanos” e insistió en que pudo ser un error del vicerrector García Matilla pero fue “un error de bulto” y “alguien debería de rectificar y dar una explicación al respecto”.

200 millones frente a 58

El presidente de la Diputación contrapuso los 200 millones de presupuesto de la UVA para 18.000 alumnos, con los 58 millones de euros de la Diputación para 120.000 personas, por lo que “la demanda” casi se tenía que revertir. De Vicente también recordó que la institución provincial puso 1,5 millones de euros, cuando en 2007, Segovia se quedó sin oferta universitaria, para que llegara la UVa, con el apoyo de otras instituciones.

También echó mano de los datos para desgranar casi el millón de euros que se gasta la Universidad de Valladolid, en varias partidas de Acción Social a favor de su personal, como 455 euros para estudios universitarios de los propios docentes del profesorado, que “no pagan matrículas como los alumnos”; 490.000 euros en premios por Jubilación; 15.000 euros en cursos de verano para hijos del personal, o los 10.000 euros para ayudas en guarderías.