El gerente de Asistencia Sanitaria de Segovia, el doctor Jorge Elízaga, insistió, respecto al volumen de pacientes ingresados, que, en los últimos días, se está produciendo un equilibrio entre la cifra de pacientes que salen del sistema y el número de ingresos, lo que está motivando que el número total de pacientes sea «algo más estable», con 308 ingresos por Covid-19.

En cuanto a los espacios habilitados en el hospital, detalló Jorge Elízaga, se ha seguido trabajando en aumentarlos, al considerar que es “la mejor forma de atender a nuestros pacientes”. Para la ampliación de estos espacios se extiende también la red de oxígeno, parte esencial en el manejo de estos pacientes y además, el hecho de tener a pacientes en áreas abiertas, donde “puedes vigilar entre 14 y 16 pacientes, nos da un plus en el manejo de los mismos”. El último área habilitada es la cafetería del público, donde “vamos a intentar ubicar pacientes con altas necesidades de oxígeno”.

En cuanto a la UCI, explicó el gerente de Atención Sanitaria de Segovia que fue creciendo desde las diez camas originales, extendiéndose hacia las camas de la reanimación y se utilizan también algunos puestos del hospital de día de Urgencias donde estamos ubicando a pacientes que ya están extubados, es decir, que ya “se les ha quitado el respirador y aún no pueden volver a planta”.

En la jornada de ayer, llegaron al Complejo Hospitalario de Segovia dos respiradores más, con los que son ya 28 puestos para respiradores entre la UVI normal, la UVI extendida a la zona de reanimación y la zona de hospital de día que he mencionado antes.

“El hospital de campaña, como ya he manifestado en ocasiones previas, era un recurso que en ese momento se implantó y que era imprescindible porque estábamos llegando al tope del número de pacientes ingresados en planta”, relató el doctor Elízaga, pero “el objetivo era usarlo cuando fuera imprescindible. Al haber disminuido algo el número de ingresos hemos sido capaces en estos días de habilitar nuevos espacios”.

Además se han trasladado pacientes de la UVI a otras UVIs de Valladolid, en total 10 pacientes han sido trasladados. También han recibido en los últimos días balas de oxígeno que las utilizarán en las nuevas zonas habilitadas del hospital, donde es complicado hacer llegar las canalizaciones de oxígeno.

Profesionales

Elízaga explicó que la incorporación de personal médicos se ha hecho puntualmente y sí se están utilizando personal de las mutuas, tanto personal médico y de enfermería, y además, han reubicado el trabajo de algunas enfermeras de Atención Primaria, con experiencia previa en el hospital, así como enfocar la Atención Primaria desde la atención telefónica y domiciliaria de los pacientes.

“A pesar de que ha habido un número nada despreciable de profesionales infectados”, expresó el gerente, “afortunadamente los que primero tuvieron la infección ya han pasado entre 15 y 20 días en el domicilio y están pudiendo reincorporarse al trabajo. Además el ritmo de profesionales afectados en los últimos días es inferior”.

Por último, respecto a los equipos de protección individual, en los últimos días, han ido llegando mascarillas y 7.000 batas impermeables, que era “nuestro mayor déficit y que se empezarán a repartir por donde sea necesario”, sentenció el doctor Elízaga.