La ministra de Educación, Pilar Alegría, subrayó este miércoles que las Comunidades Autónomas tienen “margen de poder flexibilizar» las medidas contra la Covid-19 en los centros escolares, aunque están pactadas por el Gobierno y las comunidades autónomas dentro del Consejo Interterritorial de Salud.

La ministra admitió que “el virus sigue viviendo en nuestra sociedad” pero recordó que el curso pasado se logró frenar su impacto sin tener aún vacuna “y sin conocer a qué nos estábamos enfrentando».

Por eso, confió en que ahora se puedan tener “espacios seguros” para los alumnos y los profesores con el deseo de que se pueda “volver a tener el mismo resultado” que el curso anterior.

En una entrevista a RNE recogida por Servimedia, Alegría confió en que el nuevo curso escolar transcurra con normalidad gracias a la experiencia acumulada el año pasado y al avance del proceso de vacunación, que ya supera en España el 70 por ciento de la población.

Alegría destacó que, para garantizar que todo funcione correctamente incluso con la pandemia, el Gobierno entregó el año pasado 16.000 millones de euros a las comunidades autónomas y este año se ha hecho “una importante transferencia de 13.500 millones”, de los cuales subrayó que Madrid recibe 1.800.

La ministra demandó a las comunidades que usen ese dinero principalmente en el ámbito educativo a pesar de que en el nuevo curso vuelven a ampliarse los cupos de alumnos en las aulas y, en consecuencia, desaparecen muchas de las clases creadas y de los profesores contratados para tener grupos más pequeños.

Finalmente, Alegría se refirió a la apertura del curso escolar que esta mañana presidirá oficialmente la reina Letizia a las 11.30 horas en el Centro de Educación Infantil y Primaria ‘Odón de Buen’ de Zuera, en la provincia de Zaragoza.

La ministra abogó por el “diálogo” en materia educativa para acercar posturas que, asumió, tienen “miradas diferentes y antagónicas” pero que considera que deben acercarse gracias a un “debate de sosiego y de calma” para “sumar lo que nos une y dejar lo que nos divide”.