La Gerencia de Atención Primaria de León hace un cribado de test masivos de antígenos de segunda generación a la población de la zona básica de salud de La Palomera

La cifra de positivos por COVID-19 en Castilla y León sufrió un importante crecimiento en la última jornada por el efecto de acumulación del puente por el Día de la Comunidad, al realizarse menos pruebas y comunicarse los resultados más tarde. Así, se pasó de los 183 casos notificados ayer a los 456 que la Consejería de Sanidad de la Junta ha dado a conocer hoy, cifra que está incluso por encima de los 409 positivos reportados hace una semana.

Asimismo, y según recogió Ical, en la última jornada se produjeron cuatro fallecimientos en los hospitales de la comunidad, tres más que ayer pero uno menos que hace siete días. Las residencias, por su parte, mantuvieron su situación y no reportaron ningún nuevo fallecido ni en sus instalaciones ni en los centros hospitalarios.

Las provincias que más positivos reportaron esta última jornada fueron Burgos, Valladolid y León, con 128, 86 y 83 respectivamente, mientras que Segovia y Salamanca notificaron 52 y 45 y, ya por debajo de los 30 nuevos casos, se situaron Ávila (23), Zamora (19), Palencia (13) y Soria (7). De todos ellos, 383 fueron diagnosticados en las últimas 24 horas.

En total, Castilla y León presenta ya 227.010 positivos, de los que 220.210 fueron confirmados mediante pruebas diagnósticas de infección activa. Valladolid sigue siendo la provincia con mayor número de casos confirmados desde el inicio de la pandemia, con 50.336, seguida de León (39.360), Burgos (34.515), Salamanca (31.630), Palencia (18.853), Segovia (17.042), Zamora (13.167), Ávila (12.426) y Soria (9.681).

Los fallecimientos reportados en esta última jornada por COVID-19 se produjeron en los hospitales de León, Salamanca, Valladolid y Zamora. Los fallecidos alcanzan así los 1.149 en Valladolid, 1.144 en León, 834 en Salamanca, 699 en Burgos, 443 en Palencia, 426 en Zamora, 362 en Segovia, 339 en Ávila y 283 en Soria.

El número de brotes activos sigue en aumento, y registró un crecimiento de 25 al pasar de los 380 notificados ayer a los 405 de hoy, con 2.260 casos vinculados. No obstante, el número de brotes es menor que el de hace una semana, cuando se registraron 430 con 2.294 casos vinculados.

La mayor cantidad de brotes en activo se encuentran en Burgos (72) y Salamanca (71), con 473 y 402 casos vinculados, respectivamente. Siguen a estas provincias Valladolid (65 brotes y 340 casos vinculados), Segovia (62 y 314), León (46 y 206), Soria (23 y 97) y Ávila, Palencia y Zamora, que registran cada una 22 brotes con 138, 140 y 150 casos asociados, respectivamente.

Por su parte, las altas hospitalarias suman ya un total de 28.985, 64 más que ayer. El mayor número de altas acumuladas hasta el día de hoy lo registran los hospitales de Valladolid, con 7.051, seguidos de León (5.037), Salamanca (3.992), Burgos (3.951), Palencia (2.197), Zamora (1.902), Segovia (1.842), Ávila (1.733) y Soria (1.280).

Residencias

La evolución en las residencias continúa estable, al no reportarse ningún nuevo fallecimiento y mantenerse en 1.145 las personas que murieron en estos centros con COVID confirmado y en 1.811 las que lo hicieron en hospitales, hasta un global de 2.956. A ellos hay que añadir 1.105 personas fallecidas con síntomas compatibles, 1.028 en residencias y 77 en hospitales. El global de fallecidos vinculados a la pandemia en estos centros asciende así a 4.061 personas, de las que 2.173 murieron en las mismas instalaciones residenciales y 1.888 fueron trasladados a los hospitales de la comunidad.

Estos centros prestan servicio a día de hoy a 41.457 personas, con una tasa de mortalidad acumulada durante la pandemia de 14.543 fallecidos, de los que 2.956 estaban confirmados con COVID y otros 1.105 tenían síntomas compatibles con la enfermedad.

Los casos positivos confirmados en estos centros desde el inicio de la pandemia suman 14.766, de los que superaron la infección 14.756. A día de hoy, hay tres personas aisladas con síntomas compatibles con la enfermedad y siguen en aislamiento preventivo, aunque sin sintomatología, 207 residentes.

Por último, en cuanto a los centros propios de la Junta, prestan servicio a 2.612 residentes, de los que 20 se encuentran hospitalizados. Las residencias del Gobierno autonómico contabilizan hasta hoy 183 fallecidos por COVID-19 y otros 117 con síntomas compatibles, hasta un total de 300.