La concejalía de Medio Ambiente del Ayuntamiento de la capital, a través del programa de educación ambiental “Segovia educa en verde” se ha sumado a los actos conmemorativos del 8 de marzo con la organización del taller Viaje al centro de la tierra con Inge Lehmann, una forma de homenajear a esta científica holandesa y en su nombre a las mujeres de ciencia.

Inge Lehmann descubrió que el núcleo de nuestro planeta tenía una parte sólida y otra fundida. Esta mujer, una de las científicas más longevas e inquietas de la historia, desmontó las ideas de la época que la mayoría de personas se habían forjado al leer “Viaje al centro de la Tierra” de Julio Verne, y descubrió lo que se escondía en realidad en el interior del planeta, a través de las ondas de los terremotos.

Siguiendo su historia y sus logros como hilo conductor, los 20 participantes (mayores y pequeños) pudieron ponerse en la piel de Inge cuando realizaba sus descubrimientos, y observar cómo viajan las ondas sísmicas a través de los diferentes materiales geológicos en un sencillo experimento con haces de luz y vasos de vidrio. Además, con la ayuda de un sismógrafo casero, aprendieron cómo se estudian los terremotos. Como broche de la actividad, los más pequeños realizaron una maqueta del interior terrestre, donde señalaron la discontinuidad de Lehmann, que limita núcleo interno de núcleo externo, y que recibe su nombre en honor a su descubridora.

Otra de las últimas actividades del programa “Educa en Verde” ha sido el taller “Tras las huellas de los dinosaurios”. En él, alumnos del CEIP Martín Chico y el CEIP Carlos de Lecea se convertían en auténticos expertos en “huellas” fósiles.

Tras aprender cómo trabajan los paleontólogos especialistas en estos restos, los participantes se pusieron manos a la obra para interpretar las peculiares pistas que estos animales habían dejado por la sala del Centro de Interpretación del barrio de San Lorenzo y los Valles y, con ellas, reconstruir qué había ocurrido con sus artífices. Pudieron descubrir qué comían, cómo vivían, cuáles eran sus hábitos y características a través del estudio de sus huellas.

Además de los estudiantes, en los horarios destinados a público familiar y público adulto, siete familias y residentes de la casa de los Hermanos de Cruz Blanca y de la residencia CAMP El Sotillo asumían la cantidad de información valiosa que contienen las huellas fósiles y comprendieron la importancia de su protección y conservación.

En total, cerca de un centenar de personas, tanto de público escolar, familiar como adultos, han participado en estas dos actividades del programa municipal “Segovia Educa en Verde” que se prepara para el nuevo trimestre.