La Guardia Civil de Segovia detuvo a un menor como presunto autor de un delito de desórdenes públicos por avisar de una falsa amenaza de bomba que supuestamente estaba colocada dentro un centro escolar de El Espinar. Según la Subdelegación del Gobierno en Segovia, el 24 de septiembre, sobre las 11.30 horas, se recibió una llamada informando de la colocación de un artefacto explosivo en el interior de las instalaciones.

Inmediatamente varias patrullas de la Guardia Civil y Policía Local acudieron al lugar con el fin de evacuar las instalaciones y localizar el supuesto artefacto, con 480 alumnos evacuados, 52 profesores y varios empleados. Después de realizar una búsqueda exhaustiva por las 26 aulas donde se imparten las clases y las diferentes instalaciones del centro no se observó ningún artefacto explosivo.

Al constatarse que se había tratado de una falsa amenaza de bomba se inició una investigación con el fin de identificar al autor del aviso y, como resultado de esta investigación se detuvo a un menor como presunto autor de un delito de desórdenes públicos. El detenido fue puesto a disposición de la Fiscalía de Menores.