La Agencia de Protección Civil y Consumo de la Consejería de Interior y Justicia, a través de la Inspección de Consumo, reforzará el control de los establecimientos que venden al público electrodomésticos, artículos de confección e informáticos y marroquinería, entre otros productos. Está prevista la realización, hasta el mes de marzo de más de 350 visitas de inspección, de las cuales 20 se llevarán a cabo en Segovia.

El incremento en las ventas que se produce en esas fechas ha motivado este refuerzo en la labor de control que desarrollan las secciones de Consumo de la Consejería de Interior y Justicia, que tiene como objetivo garantizar los derechos de los consumidores ante las ventas promocionales que se producen en los primeros meses del año.

De esta manera, los inspectores de Consumo velarán para que los precios se anuncien con claridad en los artículos puestos a la venta, así como la información relativa a ese producto, tanto en los escaparates como en el interior del establecimiento. Se comprobará, asimismo, que se etiqueta de forma correcta el precio por unidad de medida, si fuera preceptivo.

La campaña, en la que también se incluirá el control de muebles y artículos de decoración, zapaterías, artículos de perfumería y cosméticos, prendas y material deportivo cámaras de fotografía y reproductores de música, verificará que la información que se ofrece al consumidor no induce a error, y que los medios de pago que admite el establecimiento no son limitados, grabados o rechazados.

Finalmente, se controlará que se facilita al consumidor y usuario, conforme a la legislación aplicable, garantía de los bienes de naturaleza duradera, y que existen en los establecimientos hojas de reclamación reglamentarias para la formulación de quejas y su correcto trámite.

DEJA UNA RESPUESTA