La Gerencia de Atención Primaria de León hace un cribado de test masivos de antígenos de segunda generación a la población de la zona básica de salud de La Palomera

Castilla y León se sitúa a un paso de entrar en zona de riesgo “alto” al alcanzar hoy una incidencia acumulada a 14 días de 149,82 casos por cada 100.000 habitantes, tras una subida desde los 142,26 de este sábado, por lo que se acerca al límite que recomienda cerrar los interiores de la hostelería. Además, el indicador a siete días sube hasta los 82,09 positivos, como la ocupación de las unidades de cuidados intensivos (UCI) por enfermos de coronavirus, que ya suponen el 26,16 por ciento.

Según los datos facilitados hoy por la Consejería de Sanidad, la incidencia a 14 días bajó solo en la provincia soriana. En riesgo alto se encuentran Segovia (325,13), Soria (259,89) y Burgos (258,63). Además, en riesgo alto continúa Palencia (221,43) y otras cuatro están en riesgo medio: Valladolid (129,84), Salamanca (95,67), León (88,29) y Zamora (52,17). Además, regresa a riesgo bajo la provincia de Ávila (60,25).

No obstante, el indicador a siete días subió hasta los 82,09 casos, aunque permanece en riesgo “alto”. De esta forma, Segovia (197,42), Burgos (140,08) y Palencia (127,24) se encuentran en riesgo extremo. Le siguen en riesgo alto Soria (128,44), y en medio:, Valladolid (71,83), Salamanca (55,28), León (40,30) y Ávila (42,5) y, en bajo: Zamora (23,45).

También se produce un aumento en la tasa de incidencia acumulada de casos de COVID-19 en mayores de 65 años en las últimas dos semanas, que alcanza los 98,91, como en los registrados en siete días, que subió hasta los 52,63 por cada 100.000 habitantes.

UCI y planta

La ocupación de camas en las UCI de los hospitales de Castilla y León por pacientes de COVID-19 volvió a subir ligeramente hasta los 26,16 por ciento, frente a los 25,55 de este sábado. No obstante, en la actualidad solo el Hospital de Salamanca se encuentra en riesgo bajo en cuanto a la ocupación de pacientes COVID en las UCI extendidas, al suponer el 9,68 por ciento, respectivamente, del total de camas habilitadas.

En riesgo alto se ubican las unidades de críticos de los hospitales de Ávila (16,67 por ciento), Burgos (22,47), León (20) y Zamora (15,79 por ciento), y en muy alto cuatro: Soria (52,94 por ciento), Palencia (36,11 por ciento), Valladolid (35,38 por ciento) y Segovia (35,48 por ciento).

En lo que respecta a la ocupación en planta, actualmente la Junta notifica un 6,22 por ciento. Sólo Soria está en riesgo alto con un 11,27 por ciento, mientras en un escalafón medio se sitúan Valladolid (8,52), Burgos (7,74), Segovia (6,77) y Palencia (5,56) y en el resto en un estadio bajo.

Índice reproductivo

El índice de reproducción del virus subió hasta el 1,05 de media en Castilla y León, con todas las provincias por encima del uno, excepto León (0,85), Zamora (0,89), Soria (0,92) y Valladolid (0,99). Mientras, en Ávila se situó en el 1,55; Segovia, hasta el 1,3; Salamanca, 1,2; Palencia, hasta el 1,16, y Burgos, hasta el uno.

Finalmente, la positividad global de las pruebas diagnósticas marca hoy un 8,75 por ciento, y el porcentaje de casos con trazabilidad es de un 65,91 por ciento.