El presidente del PP y candidato a la Presidencia del Gobierno, Pablo Casado afirmó ayer, que su partido volverá a revalidar los representantes en las Cortes Generales por Segovia, con las candidaturas potentes encabezadas por Beatriz Escudero y Paloma Sanz, y en mayo, en las Cortes regionales, que serán “un preámbulo” para recuperar, con Pablo Pérez, la Alcaldía de la ciudad, que no “esta bien gestionada” a diferencia de la Diputación provincial, que con Francisco Vázquez, siempre he ha estado con los vecinos y los pueblos.

Casado se dio un auténtico baño de masas, en los cerca de 45 minutos que duró su paseo por la Avenida del Acueducto, compartiendo selfies y comentarios con segovianos y turistas nacionales e internacionales. Casado afirmó que la gente le comentó, además de lo que viene “reivindicando el grupo municipal, es que Segovia tiene problemas por no estar aprovechando todo su potencial turístico y con infraestructuras que se han quedado pendiente, “con mucho coste de dinero pero que no han revertido en los segovianos”.

Pablo Casado explicó que la suspensión del debate de TVE porque el presidente del Gobierno “no había querido ir”, le permitió poder estar en Segovia y hacer este acto de campaña, con “el futuro presidente de la Junta de Castilla y León”, Alfonso Fernández Mañueco, y a los pies “de esta maravilla Patrimonio de la Humanidad que es el Acueducto de Segovia”.

Casado remarcó el gran trabajo que viene realizando el PP de Segovia de cara a la cita con las Generales del domingo 28 de abril, con una candidaturas muy potentes, al Congreso, encabezada por Beatriz Escudero, con Raquel Sanz, José Mazarías, y al Senado, liderada por Paloma Sanz, Juan José Sanz Vitorio y José Luis Sanz Merino. “Un equipo con experiencia, con empuje”, argumentó el presidente del PP, pero “sobre todo para reivindicar que en Segovia”, van a “revalidar los representantes en Cortes Generales” y, el 26 de Mayo, “también de procuradores”.

En su visita electoral a Segovia, Pablo Casado reivindicó la importancia del turismo, como pudo comprobar saludando a personas de Corea, Japón, China, Suecia o Reino Unido, y poder saludar a los responsables del Mesón de Cándido, Alberto López y su hijo Cándido, porque este establecimiento es “una referencia gastronómica y turística”.

Pablo Casado explicó que España sigue teniendo potencia en el despliegue turístico, que en los últimos años, “sigue en cifras históricas”, aunque con “cierto signos de desacelera”, como el descenso del tres por ciento registrado en Canarias.

Medidas para los mayores

Casado quiso aprovechar su intervención ante los medios para poner en valor en Castilla y León, que “por desgracia” tiene un población envejecidas, las cinco grandes medidas anunciadas esta mañana en Ciudad Real, para las personas mayores. Casado recordó que, como presidente del Gobierno, pondrá en marcha la Estrategia Nacional contra la Soledad; la Estrategia Nacional contra el Maltrato, endureciendo las penas a los familias, cuidadores, vecinos o asistentes que maltraten a un mayor.

El PP también creará el primer Censo Nacional de Enfermos de Alzheimer, para que se puedan conocer “dónde están estas personas” y puedan recibir “atención y vigilancia”. Casado declaró que seguirán revalorizando las pensiones, “como siempre ha hecho el PP”, a diferencia de González que dejó las pensiones quebradas y Zapatero, que las dejó “congeladas con el voto del diputado Sánchez”. Casado remarcó que, en su programa, se centran “en las pensionistas más vulnerables, las mujeres trabajadoras”, que por la crisis, dejaron de trabajar para cuidar a sus hijos, cuando “la conciliación no estaba tan extendida”.

El líder del Partido Popular reiteró que las mujeres que tuvieron un hijo, mientras trabajaban, tendrán “un suplemento de un dos por cinto de su pensiones cuando se jubilen”, si tuvieron dos hijos, un cinco por ciento; tres hijos un diez por ciento en su pensiones,y más de tres, un 15 por ciento más de suplemento directo en su pensión porque “es justo”, reconoce “a las mujeres valientes que sacaron a sus hijos adelante” y, sobre todo, es “lo que rompe la brecha del de las pensiones que existe en España”.

Por último, Pablo Casado habló de Dependencia, recordando que el Gobierno del PP, establecerá un plazo de 30 días, para resolver cualquier petición que se haga para pedir “un servicio de prestación”, para “tener en un mes”, la atención que merecen “por toda una vida pagando impuestos”, porque el Partido Popular, “sí cuida de los más vulnerables” frente a los anuncios de la izquierda pero que luego dejan de lado “la Dependencia y las pensiones”.