A behind the wheel view of some nasty commuter traffic

La Dirección General de Tráfico (DGT) está llevando a cabo una campaña de control del uso del cinturón de seguridad y de los sistemas de retención infantil (SRI) en las carreteras de Castilla y León hasta el próximo 13 de septiembre, informa ICAL. La DGT ha recordado que en Castilla y León, de los 79 fallecidos en turismos y furgonetas durante el año pasado, un total de 24 (30,4 por ciento) no llevaban dispositivo de seguridad, uno de ellos un menor de 10 años.

Además, de los 35 heridos hospitalizados tras sufrir accidentes no utilizaban cinturón de seguridad cuatro de ellos (12,12 por ciento) y dos de se ignora si hacían uso de este dispositivo de seguridad. En este sentido desde la DGT que no utilizarlo en el vehículo es la segunda mayor causa de muerte en carretera, después del exceso de velocidad, pero por delante del alcohol al volante.

Según publica el European Transport Safety Council en el ‘Ranking EU Progress on car occupant safety’, en 2012 un total de 900 personas podrían haber sobrevivido si el 99 por ciento de los ocupantes fallecidos lo hubieran llevado puesto en el momento del accidente.

Trasladada esa estadística a España, el año pasado, al menos cien personas hubieran salvado la vida de haber llevado puesto el cinturón de seguridad en el momento del accidente. No llevarlo supone además una infracción grave que tiene aparejada una sanción económica de 200 euros y la retirada de 3 puntos del permiso de conducir.

Por otro lado, la DGT ha explicado que desde el 1 de octubre, los menores de edad de estatura igual o inferior a 135 centímetros deberán ir sentados en los asientos traseros. Hay excepciones como cuando el vehículo no disponga de asientos traseros; cuando todos los asientos traseros estén ya ocupados por otros menores de las mismas características; y cuando no sea posible instalar en dichos asientos todos los sistemas de retención infantil.

Durante una semana, los agentes de la Agrupación de Tráfico de la Guardia Civil, así como las policías locales y autonómicas que se sumen a la campaña, vigilarán que todos los ocupantes de los vehículos hagan uso correcto del cinturón de seguridad al circular por las vías urbanas y carreteras.

Seguridad en los menores

Se prestará especial interés en controlar que los menores vayan correctamente sentados en sus sistemas de retención infantil, en una semana en la que miles de escolares comienzan nuevo curso y muchos de ellos son trasladados en vehículo privado al colegio. No siempre son sentados y anclados correctamente en sus sistemas de retención infantil.

Para conseguir entre todos que ningún niño fallezca en accidente de tráfico por no ir correctamente sentado en su sillita, se incluyó en la reforma de la Ley de Seguridad Vial, la posibilidad que tienen los agentes de Tráfico de inmovilizar el vehículo si se viaja con menores y no se dispone del dispositivo de retención infantil.

En caso de que ocupen los asientos delanteros, los niños siempre deben ir con el sistema de retención adecuado a su peso y talla y si el vehículo dispone de airbag frontal, únicamente podrán utilizar sistemas de retención orientados hacia atrás si el airbag ha sido desactivado. Los sistemas infantiles se instalarán en el vehículo siempre de acuerdo con las instrucciones que haya facilitado el fabricante, en las que se indicarán de qué forma y en qué tipo de vehículos se pueden utilizar de forma segura.