La empresa de salud animal Zoetis distribuye, a través de 20 entidades solidarias de diferentes provincias de España, más de 16.600 kilos de carne de ovino y cochinillo, entre ellas 33.000 raciones de la Marca de Garantía ‘Cochinillo de Segovia’, con el objetivo de ayudar a comedores sociales, bancos de alimentos, fundaciones y otras entidades de accion social y poder dar un respiro a productores de cochinillo y cordero, sectores ganaderos especialmente afectados en la crisis generada por el coronavirus.

En Madrid, por ejemplo, el sector de la restauración como ‘Grupo Larrumba’, a ‘Lalala’ y ‘El Escondite’, pusieron en marcha la iniciativa ‘Larrumba x ti’, repartiendo hasta mil raciones diarias de comida en Madrid. Sus promotores explicaron que la donación de la Marca de Garantía ‘Cochinillo de Segovia’ les permitirá “servir raciones de primera calidad para unas 3.000 personas que lo necesitan en centros sociales”, además de incluirse “en los menús que diariamente servimos al personal sanitario de Ifema”.

Desde Zoetis remarcaron que la ganadería es uno de los tantos sectores afectados en nuestro país por la situación creada por el Covid-19, especialmente la producción de lechones y lechales, cerdo y ovino, cuya principal salida, en lo que a consumo interno se refiere, es el canal de la hostelería, restauración y catering, que lleva más de un mes inactivo.

El gerente de Procose, la Asociación para la Promoción del Cochinillo Segoviano, José Ramón Marinero, detalló que el impacto del coronavirus en la hostelería es “enorme” porque no hay ingresos desde mediados de marzo pero tienen que aforntar los gastos derivados del mantenimiento del negocio.

Respecto a ganaderos, mataderos y mayoristas, también integrados en Procose, actualmente están en un 30 por ciento de producción respecto al mismo periodo del año pasado y los precios al ganadero han caído más del 40 por ciento. “Esta acción solidaria de Zoetis supone que durante dos semanas la mayor parte de los cochinillos calificados en los mataderos van a tener una salida ya resuelta, lo que nos ayudará a coger aire para afrontar las próximas semanas”, señaló Marinero.

Por su parte, el director de Estrategia y Operaciones de Zoetis España, Juan Carlos Moreno, subrayó que se corderos y cochinillos son productos muy apreciados, “proteína de primera calidad”, que suele consumirse en restaurantes más que en los hogares al relacionarse con celebraciones u ocasiones especiales por gran parte de los consumidores.

“Por este motivo nos pusimos manos a la obra para organizar en tiempo record, gracias a las ganas de ayudar de todas las partes implicadas, productores y asociaciones beneficiarias,”, detalló Moreno, “esta acción solidaria que esperamos alegre, en la medida de lo posible, los menús de las personas que más lo necesitan estos días”.

En esta iniciativa solidaria también se reparten 10.000 kilos de carne de ovino procedente de la Sociedad Cooperativa EA-Group de Extremadura y de ganaderos del Valle de los Pedroches, en Córdoba.