El Ayuntamiento de Segovia destinará más de 11 millones de euros a proyectos inversores en 2021, de los cuales, más de 7 millones están previstos en los presupuestos municipales del próximo ejercicio, mientras que los 4 millones restantes proceden de los remanentes de Tesorería.

Así lo ha anunciado este martes la alcaldesa de la ciudad, Clara Luquero, quien, acompañada por el concejal de Hacienda, Jesús García Zamora y el portavoz de Izquierda Unida y socio de Gobierno, Ángel Galindo, ha presentado las cuentas municipales para el año 2021.

Unos presupuestos que en su totalidad rozan la cuantía de 69 millones de euros, lo que supone un incremento del 2,27 por ciento con respecto al año anterior y que tienen el objetivo de “atender las necesidades de los ciudadanos, combatir las consecuencias de la crisis sanitaria, garantizar los mejores servicios públicos y reactivar la economía local”, según ha apuntado la alcaldesa.

“Es importante reseñar que el 75 por ciento de los recursos públicos presupuestados se dedican a servicios públicos básicos: servicios sociales, fomento de empleo y vivienda, desarrollo económico, seguridad, programas educativos, culturales y deportivos, entre otros”, ha enfatizado Luquero.

En ingresos, los impuestos directos nutren casi el 40 por ciento del total; lo que se traduce en una cifra que supera los 27 millones de euros y se mantienen en similares cifras a las de este año.

Las tasas y precios públicos, que ascienden a más de 15,5 millones de euros, también se mantienen en similares cifras a las del pasado ejercicio, pero los impuestos indirectos se reducen más de un 15 por ciento y se incrementan las transferencias corrientes más de un 7 por ciento gracias a las aportaciones de la Administración General del Estado.

También se registra un incremento en la enajenación de inversiones reales como consecuencia del proyecto municipal para la venta del suelo del antiguo cuartel de bomberos con vistas a la construcción de entre 40 y 50 viviendas de protección oficial.

INVERSIONES
En el capítulo de inversiones, queda contemplado en las cuentas una cifra que asciende a los 2,15 millones de euros destinados a la recuperación ambiental del Valle de Tejadilla. De ellos, 1,65 millones irán dirigidos a la renovación del colector que da servicio a los polígonos industriales, al barrio de La Fuentecilla y parcialmente al barrio del Cristo del Mercado y otra partida de 500.000 euros para la primera fase de intervención en la zona elevada del valle.

También está incluida una inversión de 1,1 millón de euros para la ampliación del Centro Cívico de Nueva Segovia, “edificio al que se va a dotar de otra planta y se van a duplicar los metros cuadrados con 800 más”, ha destacado la regidora.

El Consistorio también ha previsto una partida de 605.000 euros destinada a la renovación de vías públicas, que se suman a otros 500.000 euros dirigidos al mismo objetivo y con cargo a los remanentes, en los que se incorpora además un millón de euros para renovación de redes de abastecimiento y saneamiento y a la renovación de alumbrado.

En el presupuesto municipal se incluye una cuantía de 300.000 euros para la reurbanización de la calle Daoíz, en pleno centro histórico de la capital segoviana y 300.000 euros para la renovación y mejora de los polígonos industriales y que también se suman a otros 500.000 contemplados en el proyecto inversor a través de remanentes.

En total, “teniendo en cuenta las dos patas en las que se apoya el proyecto inversor en 2021, es decir, remanentes y presupuestos, emplearemos 3,58 millones de euros en mejorar las vías públicas tanto en los barrios como en los polígonos industriales”, ha subrayado Luquero.

El Ayuntamiento también destinará 585.000 euros para la instalación del ascensor en el barrio de San Millán, “una mejora en la accesibilidad que es fundamental dado que la ciudad cuenta con una población envejecida”.

Otra partida de 230.000 euros irá dirigida al Área de Regeneración Urbana de San José, El Palo-Mirasierra; 160.000 euros a la mejora de parques y jardines y áreas de juego; 100.000 para la pintura de los colegios públicos, que se suman a otros 150.000 previstos en los remanentes para mantenimiento de los centros educativos del municipio.

“Todas estas inversiones van a contribuir a mejorar nuestro entorno y calidad de vida y tendrán un efecto motor sobre nuestra economía; es un presupuesto para atender las necesidades de los ciudadanos, ayudar a las familias, sobre todo a las más vulnerables, a las personas mayores, para ayudar con políticas que favorezcan el acceso a la vivienda, con ayudas al tejido económico, para prestar los mejores servicios públicos posibles, mejorar los espacios públicos y regenerar entornos ambientales”, ha destacado Luquero.