Publicidad

Vuelve la campaña otoñal de Titirimundi: ‘Vamos al teatro’

Publicidad

El viernes 13, y el sábado 14 a las 18h., la sala Julio Michel de La Cárcel_Segovia Centro de Creación se volverá a llenar del mejor teatro de títeres gracias a “Vamos al teatro”, la campaña de teatro infantil que desde 2011, y como prolongación deTitirimundi durante varios fines de semana, se ha creado junto con el Ayuntamiento y la colaboración de Caja Rural. En esta ocasión ofrecerá uno de esos montajes que llenan el escenario de vida y de Palabras de caramelo. 

“La vida está en todas y cada una de las cosas. Sólo hay que abrir la puerta y dejar que salga.” Ésta es la frase de una titiritera que lograba dar vida al objeto más sencillo con la única ayuda de sus manos. Con ellas, escribió, talló, pintó, manipuló, interpretó… y con esas mismas manos, mágicas y fascinantes, destruyó toda su obra al conocer la muerte de Federico García Lorca. Desde ese día renunció a su arte y nunca más volvió a coger un títere ni dejó que sus manos volviesen a contar historias. Ella era María Parrato, y la compañía que bebió de su fuente e inspiración la que ahora lleva su nombre y que en 1994 se fundó en Cabezuela (Segovia) con el nombre de Kiriki y bajo la dirección de Mª José Frías (Premio Nacional de Artes Escénicas para la Infancia y la Juventud 2016). Han pasado ya unos años, y son muchos los espectáculos que nos han regalado, con su delicadeza y ese alma de las cosas que saben mecer con cuidado en unas manos prodigiosas.

Publicidad

Palabras de caramelo es uno de sus espectáculos, fruto de la lectura del libro homónimo de Gonzalo Moure y de una visita de los titiriteros María y Kim a los campamentos de refugiados saharauis. María ha creado un espectáculo que cuenta la historia de amistad entre un niño saharaui sordo (Kori) y su camello (Caramelo) para hablar del conocimiento de uno mismo y de la superación de las limitaciones. Un montaje del que es preciso disfrutar con todos los sentidos, con colores de telas que se deslizan, sombras chinescas y la delicada música de Kim. Todo un alarde estético, poesías escritas en el aire sin palabras, con luces borrosas y sombras, palabras que saben a dulce amor, tazas que son ancianas, teteras que son hombres serios, fluido constante y siseante de arena: té, agua, leche, sangre. Y esas manos…

Las entradas, a 7€, se pueden adquirir on line a través de la web de Titirimundi o de la página de Turismo de Segovia, y presencialmente en el Centro de Visitantes de 10:00 a 17:00 de lunes a sábado y de 10:00 a 16:00 los domingos. También en las taquillas de La Cárcel, una hora antes de cada representaci

Publicidad