El pueblo de Veganzones celebra su 400 aniversario como Villa y los habitantes de la localidad lo celebran con diferentes actividades.

Según una carta de privilegio firmada por Felipe III el 25 de marzo de 1615 de  138 folios de pergamino,  los hijos de Veganzones habían comprado la propia villa años atrás, para evitar ser vendidos a señor particular cuando ésta fue separada del señorío del Obispo de Segovia e incorporada al patrimonio Real. Los habitantes de la Villa de Veganzones quería ser independientes y así pagaron su libertad para no ser vendidos. El manuscrito recopila detalladamente lo sucedido y los antecedentes, para no dejar duda de su legitimidad.

Como antecedentes, cabe destacar que La reina doña Urraca había donado en 1123 Turégano y Caballar al episcopado segoviano y dentro de esos términos se había poblado más tarde “Vega de Infanzones”. El documento reproduce el breve del papa Gregorio XIII de 1574, que fue el desencadenante de los acontecimientos: ante la resuelta defensa que el rey Felipe II hacía del catolicismo, fuera contra los turcos en el mar o los protestantes en el norte, y el elevado coste de estas campañas, que suponían un gran endeudamiento, el papa concedió al rey  poder casi absoluto para enajenar bienes eclesiásticos e incorporarlos a la corona, siempre que indemnizara a los dueños.

Entre esas posesiones, en 1579, el rey decidió separar Veganzones del señorío episcopal de Segovia.  Las villas eran valoradas según su número de vasallos, la renta que por ellas se pagaba, las cantidades recaudadas…  Se le asignó un valor de casi tres millones de maravedíes para ser vendida con su jurisdicción a Nicolao de Grimaldo, príncipe de Salerno, como parte del pago de la deuda que el reino había contraído con él. Cuando los veganzonenses supieron que dicho príncipe iba a vender el pueblo con sus vasallos a Miguel Mexía de Tovar, de Villacastín, ante los inconvenientes que supondría pertenecer a señor particular,  suplicaron al rey que evitase la venta y les incorporase a la corona. Ofrecieron contribuir con lo que fuese justo. Así les fue otorgado.

En 1581, después de haber pagado al príncipe italiano la cantidad que éste había acordado recibir por la villa, los veganzonenenses pudieron por fin tomar posesión de su jurisdicción, convirtiéndose en “villa de por sí y sobre sí con atribuciones de horca y cuchillo” con derecho a castigar incluso con la pena capital. Según Gonzalo Martínez, las 42 comunidades de villa y tierra de la extremadura castellana, que así se llamaba a Segovia, Ávila y Soria, gozaban de la mayor autonomía en Europa. Mayor aun fue la que adquirió esta villa. Ha sido Marciano Cuesta Polo, Catedrático de lengua, nacido en Veganzones, quien estudió minuciosamente el documento y lo divulgó a través de un libro que publicó el ayuntamiento en 1998 y ha permitido conocer esta hermosa historia de libertad: “Veganzones 1615. Villa de por sí y sobre sí.

El pueblo ha decidido ahora, el 28 de marzo de 2015, conmemorar el 400 aniversario de la independencia de Veganzones proclamando hijo predilecto del pueblo a Marciano Cuesta Polo. Se ha elaborado una réplica del traje de danzante de “el zorra” para las danzas del día y se representará teatralmente la historia por las calles del municipio.

Foto: vista aérea de Veganzones/ google maps