El grupo de danzas de Cuéllar se impuso en el I Certamen Provincial Emperador Teodosio celebrado en el Teatro Juan Bravo, organizado por el grupo Emperador Teodosio con el patrocinio de la Diputación de Segovia y el Instituto de la Cultura Tradicional  “Manuel González Herrero”, y a beneficio de la Asociación Síndrome de Down de Segovia. La formación cuellarana eligió la jota que lleva el nombre de su localidad y el popular “A por ellos” para participar en este primer certamen que llenó el aforo de la sala cultural dependiente de la institución provincial. Creado en 1983, el Grupo de Danzas de Cuéllar surgió en 1983 y se ha dedicado a investigar el folklore, la indumentaria, y la forma de bailar e interpretar las danzas.

El segundo puesto correspondió al Grupo de Carbonero, que bailó La Cruz, una danza ritual del siglo XIX; y La Retirada, una danza profesional de palos. La formación carbonerense destaca por la labor investigadora que viene realizando, por su Escuela de Dulzaina y por el bordado que presenta en sus camisas, recuperado fruto de su trabajo investigador.

El tercero puesto lo logró el grupo de Paloteo de Fuentepelayo, creado en su día precisamente con el objetivo de conservar este tradicional baile. Ha presentado a este certamen un paloteo: Carlos V, y la danza del arco, en el que no hay paloteo, sino dulzainas y castañuelas. Son bailes que presentan habitualmente en la fiesta de la Octava del Corpus.

Cada uno de los nueve grupos participantes bailaron dos danzas en el orden que determinó un sorteo. Primero actuaron Los Torronchos, luego Cuéllar, Carbonero, Riaza, Fuentepelayo, Prádena, Cantalejo, Andrés Laguna y Aguilafuente.

Tras su actuación, el grupo de danzas organizador, el Emperador Teodosio, valió La Ronda de Zarzuela y la Jota de Chatún para dar tiempo al jurado a deliberar, aunque antes de conocerse el fallo la presidenta y directora del grupo, Carmen Torquemada, y la directora del Instituto de la Cultura Tradicional, Sara Dueñas, entregaron un diploma a cada uno de las formaciones participantes, en recuerdo a su presencia en este primer certamen provincial.

Como quiera que la decisión del jurado se hacía esperar un poco, la conductora del concurso, la periodista Carolina Uñón, animó a las parejas representantivas de cada grupo y a otra del Emperador Teodosio que habían subido al escenario a que se marcaran juntos la popular Ronda o Las Habas Verdes, para deleite del público asistente. Fue, con permiso de los ganadores, la imagen de la jornada, y el mejor símbolo de un día de convivencia. Una representación de los cerca de 250 danzantes que participaron en el certamen bailando juntos, con independencia de los colores y de la localidad de la que proceden.

Llegó entonces el momento de conocer la decisión del jurado. En su nombre habló el vicepresidente del Consejo Internacional de Organizaciones de Festivales de Folclores y las Artes Tradicionales, Rafael Cantero. Junto a él integraban ese jurado el guitarrista y crítico musical Luis Hidalgo Martín; la periodista y conductora del programa “La Riproposta” de Radio Nacional de España, Yolanda Criado; y la doctora de la Universidad Rey Juan Carlos de Madrid, María Ángeles Rubio Gil, quien esta semana presentó un libro en la Diputación sobre el folklore del amanecer en la provincia de Segovia.

El jurado, en palabras de Rafael Cantero, quiso destacar la calidad, variedad y esfuerzo de todos los grupos, así como la puesta en escena y el esfuerzo demostrado en el certamen. Tras aplaudir al grupo de Etreros por la novedad de incorporar instrumentos de cuerda a su formación, dio a conocer el nombre de los ganadores, a quienes entregó cheques por valor de 750 euros al primero, 450 euros al segundo y 300 euros al tercero, así como un obsequio de vidrio a cada uno.

Foto: Una pareja de cada formación improvisó un número conjunto/Diputación de Segovia