Los investigadores Karla Meneses, Beatriz de Andrés y Emilio Blanco han recibido 8.000 euros cada uno para desarrollar durante un año la investigación propuesta en la beca concedida por Instituto de la Cultura Tradicional ‘Manuel González Herrero’ que depende de la Diputación de Segovia. Los temas elegidos son la alimentación en las fiestas patronales, la simbología en estandartes y pendones y etnobotánica.

La beca de Karla Meneses lleva por título ‘Ajos, vírgenes y ofrendas’ y tiene como objetivo, según la propia investigadora, “identificar y caracterizar las relaciones existentes entre la alimentación y las fiestas religiosas en la provincia de Segovia” porque la alimentación es un espacio que permite “observar, conocer y comprender la articulación del entramado cultural de un grupo social”.

La investigadora Beatriz de Andrés se marcó como objetivo de su beca poder demostrar cómo se construyen identidades a partir del estudio de la cultura material a través de la simbología en estandartes o pendones, que están “ligados a una impronta representativa de un pueblo y su realidad”.

Por último, Emilio Blanco afirmó que detrás de ‘La última generación. Intangibles’ analizará “la sensación muy real” que tiene sobre “la desaparición de la última generación de personas rurales que vivían principalmente del medio” y cuyo saber “desaparece prácticamente del todo con su fallecimiento”. Blanco remarcó que su objetivo es continuar la invesgiación sobre las plantas y el medio que inició hace 20 años con la publicación del  ‘Diccionario de Etnobotánica segoviana’.