Una avería en la catenaría entre “Dueñas y Río Duero” obligó a Renfe a suspender por falta de tensión, el tráfico de trenes por la línea de alta velocidad entre Madrid y Valladolid desde las 19.30 horas de la  tarde del sábado. Fuentes de la compañía informaron a Ical,  que la avería afectó a cinco trenes, tres Alvia y dos Avant, con 800 pasajeros a bordo.

La estación de Guiomar no fue ajena a la situación y fueron dos trenes los que quedaron parados esperando poder llegar a sus destinos. Después de una larga espera y con varios de los afectados mostrando su disconformidad en las redes sociales por la falta de información de renfe, finalmente los trenes circularon y llegaron sin mayor incidencia a sus destinos.  

Renfe finalmente  trasladó a sus destinos a través de la línea convencional de ferrocarril, ya que los Alvia pueden circular por la misma, aunque en otros casos, se  trasbordó a los afectados. Las previsiones más optimistas apuntaban a hoy domingo como el día en que podría restablecerse el servicio y poder repararse la catenaria