El PP en el Ayuntamiento ha criticado que haya pasado un nuevo mes y el aparcamiento de José Zorrilla siga cerrado y en unas condiciones que, como aseguran, no son las adecuadas. A través de un comunicado, los ‘populares’ señalan que “los desperfectos van a más, la suciedad se acumula y la barrera tiene que abrirse con un palo”. Para el PP municipal esta no es manera de “acudir al rescate” como dijo la alcaldesa, ni de dar un servicio a las personas que lo están utilizando”.

Según indican, la única medida prevista para este tiempo es la existencia de un cartel justo en el acceso a las instalaciones en donde se indica que en el caso de incidencia se llame a la policía local. Para los populares no es normal que tenga que ser la policía local a la que se recurra en caso de producirse algún imprevisto o  incidencia puesto que no es su labor. “El grupo socialista debería haber tenido prevista una solución para acceder o salir de las instalaciones durante este tiempo si es que ya habían comprobado que el sistema funcionaba de manera deficiente y no precisamente el tener que recurrir de manera constante a los agentes de la policía local. Han buscado el camino más fácil, pero no el más adecuado”, señalan desde la formación que lidera Raquel Fernández.

Para la oposición lo sucedido con el aparcamiento de José Zorrilla es una muestra más de la falta de previsión del gobierno socialista, de su forma de actuar en base a la precipitación y de su incapacidad para gestionar una situación de manera eficaz. “Sabiendo que tenían que hacerse cargo del aparcamiento desde febrero de 2016, lo que tenían que haber hecho es haberse puesto a trabajar y a dar los pasos necesarios para ir avanzando; en cambio, como siempre, han preferido esperar y actuar a golpe de titular efectista en los medios de comunicación y esa no es la manera, desde luego”

En opinión de los populares, Clara Luquero ha pasado del taxativo y contundente “abrimos el aparcamiento en el mes de febrero” a tener que reconocer que asumir la gestión llevará meses de trámite, lo que indica un claro desconocimiento de los procedimientos y su escaso, por no decir ningún, control de los tiempos y los plazos.

“La realidad es que seguimos con el aparcamiento de José Zorrilla cerrado, no hay fecha alguna, ni siquiera aproximada, para su apertura, continúa la incertidumbre alrededor del precio de la liquidación del contrato que podría pasar de los 3,6M€ ya pagados a los 15M€ que pide la empresa y no se ha dado ninguna alternativa a los abonados que tienen que dejar de utilizar las instalaciones. Y mientras tanto vemos como son cada vez más los comercios de la zona que tienen que cerrar, entre otras cosas, por los problemas de aparcamiento. Al final los que pagan las consecuencias de esta caótica gestión son los segovianos y la propia ciudad”, concluyen desde el PP municipal