Los servicios de inspección de Sanidad de la Junta de Castilla y León han visitado las instalaciones del colegio público El Peñascal tras la denuncia de la Asociación de Padres y Madres de Alumnos del centro sobre la aparición de roedores  con motivo de las obras que desde hace cuatro años se realizan para la construcción de un pabellón polideportivo.

El delegado del Gobierno regional en Segovia, Javier López-Escobar, ha asegurado ante los medios de comunicación que los servicios de Sanidad “están concluyendo un informe que se hizo a petición de los padres para verificar todas esas circunstancias que denunciaban”. Una vez que se conozcan sus resultados, continuó, “se pondrán en conocimiento tanto de los padres como del Ayuntamiento y de la Dirección Provincial de Educación”. Además, señaló que en dicho documento “se recomendarán las medidas oportunas para combatir, si fuera el caso, la aparición de roedores”.

La construcción del pabellón polideportivo de este colegio se inició en noviembre de 2010, aunque problemas con dos empresas a las que se adjudicó la obra ha obligado a la Junta de Castilla y León a rescindir dos veces el contrato e iniciar actualmente el proceso con una tercera.

Aprovechando su presencia en Segovia, el Consejero de Educación Juán José Mateos ha insistido en “la intención que tiene la Junta es terminar lo antes posible esa obra que para nosotros también es importante”.

Por su parte, los padres y alumnos del centro han convocado para el próximo jueves 13 otra movilización como protesta ante el que consideran injustificado retraso en la finalización de las obras del pabellón. En esta oportunidad el lema elegido es “a saltar el pabellón” y tanto padres como alumnos harán ejercicio saltando a la comba en las puertas del centro a las 9:00 de la mañana. 

Imagen: Web CEIP El Peñascal