El Museo de Segovia continúa con la iniciativa denominada como “la pieza del mes” en la que acerca a los segovianos una de las joyas muchas veces desconocidas que esconde entre sus tesoros artísticos. En esta oportunidad y correspondiente al mes de diciembre el Museo  ha seleccionado el azulejo con la figura del apóstol Santiago el Menor de El Greco, pintura realizada en 1910 por Juan Zuloaga, con la que se homenajea al artista griego en el IV centenario de su muerte. Se trata de una cerámica esmaltada pintada con arcilla de color ocre y óxidos sobre cubierta estannífera, con unas medidas de 20,2 centímetros de alto por 19,8 centímetros de ancho. Esta pieza representa al apóstol Santiago el Menor, personaje tomado de un lienzo del artista griego que se conserva en la colección Chauncey McCormick de Chicago y que seguramente los Zuloaga conocieron por medio de una fotografía o lámina.

La técnica y el estilo utilizados por Zuloaga han querido imitar la cerámica talaverana del Siglo de Oro, que empezó a reivindicarse en la época del artista donostiarra con la creación de la Fábrica de Nuestra Señora del Prado de Talavera en 1908, fecha próxima a la realización de este azulejo.

La pieza, que contará con visita comentada los sábados de 13.00 a 13.30 horas, muestra el interés que artistas e intelectuales prestaron, en los primeros años del siglo XX, a la figura de El Greco, y no solo los pintores, sino también quienes se dedicaban a las artes decorativas. Por ello, este azulejo, a pesar de su pequeño tamaño, es muy interesante desde el punto de vista histórico.