En torno a sesenta expositores participan hasta el próximo domingo en la Feria de San Andrés de Turégano que organiza el Ayuntamiento de la villa y en la que colabora un año más la Diputación de Segovia. La muestra, una de las más antiguas de cuantas se celebran en la provincia, se remonta a la edad media.La Feria cuenta con una gran aceptación en toda la comarca, dada su antigüedad y también el hecho de que en esta época no compita con ninguna otra cita ferial.

La tradicional feria agrícola y ganadera de Turégano ha incorporado en los últimos años puestos de alimentación y artesanía, que se distribuyen en la calle por la plaza de España y la travesía, y en una gran carpa. Es grande el interés por estar en esta muestra como lo demuestra la lista de espera de expositores que no han podido participar, pues las dimensiones de la vía que se ocupa no permiten la instalación de más puestos.

Terminada la campaña de siembra en la agricultura, son muchos profesionales del sector primario se acercan a ver los seis expositores de maquinaria y aunque no se suelen concretar este fin de de semana las compras, sí que se negocia para cerrar los tratos en las próximas semanas.

Como complemento a la cita, este año se celebrará la III Cata de Vino dirigida por el conocido sumiller José Luis Aragüe “Mazaca” en Casa de Don Emilio el domingo a partir de las 19.00 horas, con la colaboración de los mejores jamones de Castilla y León 2015. La Feria se nota en esta villa de unos 1.100 habitantes, que vuelve a cerrar para la ocasión el tráfico por su plaza principal y apuesta por el desvío tradicional del tráfico que circula por la carretera de Aranda de Duero, tal y como se hace también durante las fiestas.

Foto: imagen de archivo de la Feria de Turégano/Ical