Algunos sindicatos y la empresa Correos mantienen un enfrentamiento sobre la idoneidad de que un cartero segoviano, destinado en la localidad de Riaza y que pudiera sufrir Alzheimer pueda desempeñar su trabajo.

Sus compañeros de trabajo y representantes del sindicato CGT volvieron a protestar hoy ante las dependencias centrales de Correos, en Segovia, porque consideran que el cartero no puede realizar su trabajo debido a los problemas de salud que le aquejan.

De este modo y tal como realizaron en los meses pasados, se volvieron a manifestar, y anunciaron que continuarán haciéndolo todas las semanas.

Por el contrario, la empresa puntualizó que Correos está actuando “conforme a la más estricta legalidad” y señala que los reconocimientos médicos evaluaron la situación del afectado y resolvieron darle el alta médica. “El trabajador ha sido evaluado por cuatro equipos médicos de especialistas, pertenecientes a diferentes entidades públicas y privadas”, señala un comunicado, en el que insiste en que la empresa ha barajado diversas posibilidades de reubicación, considerándose la actual la más adecuada.

Correos es una “empresa firmemente comprometida con la salud laboral de todos sus empleados” y, en aras de buscar la solución más adecuada a la situación de este trabajador, realizará un seguimiento médico, cada tres meses, para evaluar su evolución.

 

 

DEJA UNA RESPUESTA