El Carrusel d’Andréa llega a Segovia y con él sus viajes de fantasía a los pies del Acueducto. Además su llegada avisa del inminente comienzo de la 31 edición del Festival Internacional de Teatro de Títeres Titirimundi.

Los operarios del Carrusel montaban a lo largo de la mañana la atracción en el Azoguejo. Esta obra de arte y de ingeniería, fabricada por La Machina en 1999 en Toulusse, está inspirada en los modelos del siglo XVIII. La llegada del tiovivo anuncia cada año el inicio de Titirimundi, el Festival internacional de Títeres que se celebrará del 10 al 15 de mayo.

Cerca de cuarenta compañías de más de una decena de países distintos participarán en la edición de este año de Titirimundi. En ella, podremos ver a viejos conocidos como el “Circo de las pulgas”, “Plansjet” o “Los titiriteros de Binéfar”.