El consejero de Educación, Juan José Mateos, aseguró a la salida de la Conferencia Sectorial de Educación celebrada a finales de octubre que en su opinión “los menores no deben tener derecho a la huelga” y se mostró a favor de que la futura ley orgánica para la Mejora de la Calidad Educativa suprima el derecho de los alumnos a no asistir a clase si lo deciden de común acuerdo y lo comunican así a la dirección, como recoge la actual normativa.

Mateos fue tajante al asegurar que “los menores no deben de tener derecho a la huelga”. El consejero señaló que “la huelga es un problema distinto, que necesita otro tipo de manifestación”. “No es lo mejor para la educación que sean los más jóvenes los que incidan en una problemática tan compleja y complicada como es la huelga”, abundó el responsable de Educación. En el caso de la futura norma derogara la disposición actual, Mateos subrayó que Castilla y León votaría a favor.

A la salida de la reunión, que se prolongó duranta más de cuatro horas, el consejero agradeció al ministro la decisión adoptada de prolongar durante un mes más la negociación entre las comunidades para “configurar una ley que pueda ser asumida si no es por todos, sí por una gran mayoría”. Mateos destacó que la Comunidad ha elaborado “un documento muy amplio”, remitido ya al Ministerio, con las aportaciones “más importantes”.

Entre ellas, el responsable de Educación subrayó que su principal preocupación es la financiación. “La ley necesita recursos para ponerla en marcha y creo que el Ministerio ha recogido esta idea sin miedo, planteando fechas de implantación acordes a los recursos disponibles”, explicó el consejero. En su opinión, no se debería hablar ya de 2013 sino de 2014, 2015 ó 2016. Así, demandó un plan de financiación a largo plazo para que la ley tenga los recursos económicos “necesarios”, lo que le dará “credibilidad”.

Mateos también defendió la autonomía de los centros educativos y subrayó la importancia de la formación de los profesores, que consideró “clave” para lograr la mejor enseñanza. “Es importante que los mejores profesores se incorporen a las aulas y que los que ya lo están mejoren sus conocimientos”, apuntó.

Los consejeros de Educación del PP comparecieron conjuntamente tras la Conferencia Sectorial de Educación para “agradecer al ministro que haya dado un calendario de trabajo más amplio para buscar un consenso” porque la reforma es “necesaria y debe nacer con el mayor consenso posible”. El objetivo, subrayaron, será llegar al año 2020 con un fracaso escolar máximo del 15 por ciento frente al 30 por ciento actual.

DEJA UNA RESPUESTA