Una persona, vecina de Fuentepelayo, fue agredida el pasado día 25 de diciembre en la gasolinera de la localidad. Uno de los dueños de la planta de compostaje, que en días pasados ha sido noticia por los malos olores que genera,  zarandeó y golpeó contra un armario técnico de la instalación a la víctima. La agresión quedó registrada por la videovigilancia de la gasolinera y la Guardia Civil ha visualizado las imágenes grabadas.

La persona agredida acudió al centro de salud de Aguilafuente, donde reside el servicio de urgencias de la zona. Dicho centro ha extendido el certificado médico correspondiente al parte de lesiones sufridas. La agresión ha sido denunciada a la Guardia Civil, y se suma a otros incidentes del mismo tipo que han conllevado roturas de cristales en viviendas, roturas de lunas de vehículos, persecuciones en automóvil de caminantes y denuncias falsas.

Durante los golpes el agresor acusaba a la persona agredida de haber estado en la plaza mayor de Fuentepelayo cuando, en la pasada campaña electoral, el diputado autonómico, procurador en Cortes, José Sarrión, de Izquierda Unida, visitó Fuentepelayo con el objeto de conocer el problema de salud pública existente en dicha población y en las más próximas, como Zarzuela del Pinar, Navalmanzano o Aguilafuente, así como las circunstancias derivadas de la citada planta de compostaje, ya que se ha amontonado basura en tierras de la “masa común” de Fuentepelayo y se ha vertido grandes cantidades de sangre y otros líquidos catalogados como “nauseabundos” por los vecinos en otras tierras del término, con impacto medioambiental negativo para el aire, el suelo y el agua.

Cabe recordar que IU denunció el 18 de diciembre ante el Seprona en el cuartel de la Guardia Civil de Segovia el esparcimiento de residuos en las fincas de la “masa común” de Fuentepelayo.

Foto: imagen aérea de Fuentepelayo/ google maps