Para Tomás Fernández y Ramón Monje, este festival es de los más importantes del panorama nacional y todo “un referente en lo afectivo y en lo profesional”. Para la compañia “Teatro Paraiso” inaugurar Titirimundi es “como estar en la Champions del teatro“. Su revisión del cuento clásico de “Pulgarcito” es el pistoletazo de salida oficial de la edición número treinta y uno de Titirimundi.

Para ambos “todo el mundo tendría que venir al menos una vez en la vida a Titirimundi para descubrir lo que ofrece el festival y la propia ciudad”. La compañía regresa a Segovia con “Pulgarcito”, apuestan por un cuento clásico que “forma parte de la memoria colectiva, lo que siempre ofrece la posibilidad de hacerlo nuevo y más fresco”, aseguró Tomás Fernández. Para “Teatro Paraíso” lo más importante es la lección que ofrece a grandes y pequeños. “Un niño que habla poco y escucha mucho, que es capaz de superar todas las adversidades”. “Es un héroe muy interesante que enseña que hay que tener coraje, valentía e ingenio para salir adelante”.

El cuento lo narran un padre y un hijo en el contexto contrario al que el espectador podría imaginar. Es verdad que se habla de un niño que habla poco y escucha mucho, al que le suceden cosas terribles, un héroe muy interesante que enseña que ante las dificultades hay que tener coraje, valentía e ingenio para salir adelante. Pero la acción transcurre la noche antes de ingresar al progenitor en una residencia. El hijo siempre está atareado con compromisos y falta de tiempo, pero es a través de la narración de “Pulgarcito”, sin moverse de la habitación, cuando vuelven a conectar.

Para Ramón Monje que interpreta al padre, la obra muestra ese paralelismo que existe entre lo que siente un niño cuando le dejan por primera vez en el colegio y lo que siente una persona mayor cuando le llevan a una residencia. “Aunque luego se viva con normalidad, en ambos casos, hay una sensación primera de abandono”, explicó el actor. Un mensaje duro pero contado a través del humor.

Los componentes de “Teatro Paraíso” también criticaron con dureza la política cultural del gobierno actual. “Un estado que no invierte en cultura y en educación no tiene ningún sentido ni proyecto”, aseguró Tomás Fernández. Un mensaje directo al ministro de Economía, Cristóbal Montoro, al lamentar que se haya mantenido el 21 % de IVA. “El más alto de Europa es patético, muy duro, da vergüenza ajena”.