La compañía Teatro Mutis es encargada este año de la XII Campaña Escolar de Teatro impulsada por la Diputación de Segovia y que, en los próximos meses, llegará a todos los centros de educación infantil de la provincia.

En torno a 5.000 escolares segovianos tendrán su primer contacto con esta manifestación cultural que tiene un presupuesto de 39.600 euros, y la colaboración de distintos ayuntamientos que ceden 16 de sus recintos para acoger un total de 31 representaciones.

Las representaciones comenzaron el lunes 27 de abril en el salón de cine de Turégano con los alumnos del CRA Reyes Católicos, y concluirá el 5 de junio en el salón de actos municipal de Ayllón con otra actuación que podrán ver los alumnos del CRA de Ayllón.

La campaña persigue también fomentar la afición al teatro como alternativa de ocio y como posibilidad de actividad creativa comunitaria, despertar en los escolares la curiosidad por el tema que se propone y la interiorización de los valores que la obra propuesta transmite, y fomentar la afición por la lectura con el teatro como recurso de introducción.

 La Diputación eligió la propuesta de Mutis Teatro entre las cinco que se habían presentado. “La rebelión de los caracoles” es la obra que representa esta formación, de la que es autor Carlos Hernández a partir de la novela “El primer maestro” de Chinguiz Aitmátov, uno de los escritores rusos de la posguerra.

El núcleo argumental es la creación de la primera escuela en un pequeño pueblecito. Esto representa un primer elemento sorprendente y de reflexión. El valor de la posibilidad de ir al colegio ¿Es una obligación o una oportunidad? En el desarrollo de la representación se introducen otros elementos como la preservación del medio, las tradiciones contrarias a la igualdad entre sexos, la empatía y el valor de la colaboración.

 La propuesta estética se apoya sobre una escenografía a modo de ilustración de cuento, que se completa ante el público con elementos que conforman “la escuela”. Se mezcla el trabajo actoral y la manipulación de títeres y objetos. La estética de los muñecos y títeres, muy cuidados, es coherente con el ambiente de cuento ilustrado. Además, se ha remitido a los Centros Escolares una ficha didáctica con propuestas de actividades que los profesores pueden realizar con sus alumnos; tres bloques para abordar antes de ver la obra y cuatro para después de haber visto la representación.