El director general adjunto de Caja Viva-Caja Rural, José María Chaparro, y el presidente de la Federación Empresarial Segoviana (FES), Andrés Ortega, suscribieron hoy un convenio para fomentar el asociacionismo y el emprendimiento. La entidad financiera pagará la primera anualidad completa de los nuevos socios de la patronal y dará a conocer, entre sus clientes no asociados a la FES, las ventajas del acuerdo firmado por ambas organizaciones.

Chaparro aseguró que en sus más de 20 años de experiencia, “es el convenio más innovador” que ha firmado. “No lo digo por decir”. Explicó que la gran novedad es la oportunidad que se le brinda a Caja Viva-Caja Rural de “ser suscriptores de la FES”.

La entidad expondrá a sus clientes el servicio de asesoramiento de FES, “como síntoma de buena gestión”, unido a que Caja Rural cuenta entre sus clientes “con las mejores empresas de Segovia”, y por lo tanto, su deseo es “seguir apostando por empresas fuertes y bien gestionadas”, resumió José María Chaparro.

El director territorial de Caja Viva-Caja Rural, Javier Oltra, explicó que la entidad se hará cargo de pagar la primera anualidad, como nuevo socio de FES, a los clientes que cumplan “tres características básicas que cualquier PYME o autónomo tiene en una entidad financiera”: abrir una cuenta o libreta; realizar con Caja Rural los movimientos de gastos derivados de la empresa, y el alta del recibo de autónomo.

Además, como socio de FES podrá beneficiarse de las ventajas financieras ya suscritas en el anterior convenio entre la patronal y la entidad financiera, con productos para ayudar en la renta del local, líneas de crédito o precios congresos en los seguros obligatorios.

El segundo compromiso que adquiere Caja Viva-Caja Rural, explicó Javier Oltra, va dirigido a sus clientes que no estén todavía en la FES. “Ayudarles en su camino para que se den de alta”. A través de su red de oficinas, “poner en conociendo las ventajas de ser socios de la Federación Empresarial Segoviana, sobre todo, por su asesoramiento legal”, resumió.

Los responsables de la entidad financiera explicaron que están ante un nuevo recorrido. “Lo comenzamos hoy de la mano para promover el asociacionismo de nuestros clientes, y que los nuevos empresarios segovianos vengan a conocer las ventajas de Caja Viva-Caja Rural”.

68 empresas perdidas

Este marco de colaboración busca frenar un dato preocupante, según Andrés Ortega, que recordó que en 2016 se perdieron en la provincia de Segovia 68 empresas. Es más necesario que nunca “aumentar la red productiva porque “si no, no se podrá hablar de recuperación”. Ortega recalcó que “a día de hoy no se crea empresa y es una preocupación máxima” para él y para el resto de presidentes de las agrupaciones que integran FES.

Además, anunció que están trabajando en nuevo proyecto “encaminado a conseguir el objetivo en unos años” de tener el tejido industrial mínimo “como para sentirse orgulloso”, explicó Andrés Ortega.

Por su parte, el director general adjunto de Caja Viva-Caja Rural afirmó que, como referente de banca de proximidad, pueden certificar que “la demanda de crédito se está frenado y las necesidades de inversiones se están parando”. Lo que tiene como resultado que “sea más difícil crear empresas”

Para Chaparro, el ciclo económico actual es fruto del “desatasque tras la crisis”, lo que habrá que ir dirigiendo para ver si los procesos de inversión empresarial mantienen esta tendencia, “como sigue avanzando hasta final de año”. También, explicó, que en los hogares sí aumenta el consumo.

La Federación Empresarial Segoviana cuenta con alrededor de 3.000 socios. Una de sus lineas de trabajo es el servicio de asistencia al autoempleo, que lleva dos años y medio de trabajo. En este tiempo, se ha informado a 600 personas y se han elaborado 110 planes de viabilidad individuales a nuevos emprendedores.

Caja Viva-Caja Rural es socio de FES. “Como empresa segoviana que somos, aunque operemos en nueve provincias, la sede social está aquí”, afirmó Chaparro. La empresa que factura 3.000 millones de euros al año. Además, tiene una gran penetración en el tejido empresarial de la provincia de Segovia. “Seis de cada diez empresas son clientes de Caja Viva -Caja Rural”, aseguró el director general adjunto.

La entidad cuenta con un modelo especifico dirigido a la empresas desde hace tres años, con un equipo de tres especialistas que cuenta con el apoyo de un centenar de profesionales en 28 oficinas y una “gran plataforma tecnológica”.

Imagen: Diego de Miguel / ICAL