La Plaza Mayor de Segovia ha acogido una concentración para denunciar las represalias que está tomando el estado de Israel contra Palestina, tras haber sido reconocida como miembro observador de la Organización de las Naciones Unidas (ONU). Convocada por la organización juvenil castellana ‘Yesca’, la concentración criticó el bloqueo de partidas económicas o la construcción de asentamientos por parte de Israel para dificultar la creación de un estado palestino. “Queremos mostrar nuestra solidaridad con un pueblo que está sufriendo”, señaló a Segoviaudaz.es uno de los representantes de la organización, Ernesto García.

Durante el acto, en el que se llevó a cabo la lectura de un manifiesto, fueron varias las personas que se animaron a participar para ofrecer su visión sobre “una masacre de la que no se hace eco la prensa internacional”, señaló García. Entre ellos, una activista en la zona, un miembro del Foro Social de Segovia, o una mujer de padre palestino que recibió un abrazo simbólico para hacerlo llegar al pueblo palestino. La lectura del manifiesto se denunció el “genocidio de baja intensidad” al que se está viendo sometido un pueblo palestino que aseguraron, está siendo ignorado por la Comunidad Internacional y cuya situación empeora constantemente desde 1948 con la creación del estado de Israel. El texto hizo referencia a una “aniquilación sistemática” de la zona a través de la guerra pero también incidió en que “una frágil paz lo silencia y lo devuelve al pozo de las cosas irrelevantes para el grueso de la opinión pública”.

La concentración criticó además que la tregua israelí no es más que “un lavado de cara a nivel internacional” e insistieron en que la “represión social y económica” de la zona, viene dada por otras acciones como amenazas o la confiscación de la asignación mensual que transfiere a los palestinos en concepto de impuestos recaudados, que asciende a más de 92 millones de euros.

Para finalizar pidieron que mientras el gobierno israelí continúe con los ataques a Palestina, se paralice el comercio y se cierren las embajadas de Israel en el estado español, e hicieron un llamamiento a la sociedad a no comprar productos israelíes. “Es imprescindible hacer gestos para obligar a un gobierno genocida a cesar en las hostilidades contra un pueblo que sólo reclama su legítimo derecho a la Libertad”, concluyeron.

DEJA UNA RESPUESTA