Más de 4.000 estudiantes y titulados de Bachillerato no tendrán que realizar la Evaluación del Bachillerato de Acceso a la Universidad (EBAU), la antigua prueba de acceso o selectividad, cuyos exámenes comienzan este martes 13 de junio en Castilla y León y al que están matriculados en los cuatro campus de las universidades públicas de Castilla y León un total de 9.299 alumnos, un 7,96 por ciento menos que el pasado año, cuando a la última selectividad de junio se presentaron 10.104 estudiantes.

El Gobierno ha ‘indultado’ a estos 4.192 estudiantes en la Comunidad, según las estimaciones de la Consejería de Educación, por el cambio de normativa, al entrar este año en vigor la Ley Orgánica de Mejora de la Calidad Educativa (Lomce) en segundo de Bachillerato.

De esta forma, Educación estiman que serán 3.758 los alumnos que tuvieron que repetir, total o parcialmente, segundo de Bachillerato en el actual curso 2016-2017, mientras beneficiados por el otro supuesto, es decir, los alumnos que obtuvieron el título de Bachiller en 2015-2016 y no accedieron en aquel momento a la universidad, no es posible disponer del universo completo de estudiantes en dicha situación, según la Consejería.

La estimación más aproximada es la que habla de alumnos de Bachillerato que en el curso 2015-2016 no superaron la parte general de la EBAU en convocatoria extraordinaria (septiembre) que fue de 434 alumnos.

Pero más que un ‘indulto’, para buena parte de estos 4.192 alumnos este cambio de normativa y la no obligatoriedad de tener que presentarse a una selectividad, es una injusticia, ya que les limita las posibilidades de poder elegir una carrera en igualdad de condiciones, ya que cualquier alumno que supere la EBAU, tanto en junio como en septiembre, tendrá preferencia a la hora de elegir sus estudios superiores.

En este situación se encuentra Casilda Represa, una estudiante del instituto Leopoldo Cano de Valladolid que, tras repetir este curso segundo de Bachillerato con matemáticas, ahora ha decidido presentarse a la EBAU para poder tener opciones y no quedarse sin plaza en la universidad, aunque sabe que es bastante difícil dado el cambio de contenidos. “Lo lógico en mi caso, y en el de otros compañeros que se encuentran en una situación similar, es que hiciéramos un examen similar pero con los contenidos que estudiamo en el plan LOE”, se lamenta.

“Algunos nos dicen que hemos tenido mucha suerte, pero yo creo que este cambio nos ha perjudicado claramente y nos limitará nuestro acceso a la universidad, ya que de no superar la EBAU seremos los últimos en poder elegir una carrera. Está claro que aquí no podemos hablar de igualdad de oportunidades”, critica Casilda.

Campus

En Burgos se examinarán de la EBAU a partir del martes 13 un total de 1.381 alumnos, de los que 1.074 que realizarán las pruebas en el campus de Burgos, 187 lo harán en Aranda de Duero, mientras que 120 se examinarán en Miranda de Ebro. Además, en la Universidad de Burgos, de los 1.381 estudiantes matriculados, 971 proceden de centros públicos y 410 de colegios concertados.

Por su parte, en la Universidad de León serán 1.741 alumnos los que realicen la nueva prueba, de 1.316 se examinarán en la capital y 425 en Ponferrada.

En la Universidad de Salamanca se examinarán 2.472 estudiantes, el 55,59 por ciento de los matriculados en segundo de Bachillerato. La mayor parte de ellos, harán la prueba en el campus de Salamanca, con un total de 1.303 matriculados, mientras que 590 lo harán en el de Ávila y 579 en el Campus de Zamora.

La Universidad de Valladolid (UVa) lidera el número de alumnos con 3.705 en sus cuatro campus (Valladolid, Segovia, Soria y Palencia). En total, serán 171 estudiantes menos de los que se presentaron en la convocatoria de junio de 2016. Por campus, el mayor número se lo lleva Valladolid con 2.121 estudiantes, seguido por Segovia, con 617; Palencia, con 552, y Soria, con 415.

La nueva selectividad, denominada EBAU, trae novedades, aunque como explica el nuevo coordinador de la pruebas de la Universidad de Valladolid, Ricardo Josa Fombellida, “en materia de organización, sedes y tribunales es prácticamente similar a las Pruebas de Acceso a la Universidad (PAU), celebradas el pasado año”.

Entre las novedades destaca la incorporación de la materia de Historia de España obligatoria para todos, mientras que antes se podía optar por ésta o por Historia de la Filosofía, y esta última pasa a ser materia opcional. Además, incluye en cada uno de los bachilleratos una asignatura obligatoria: Matemáticas (Ciencias), Matemática Aplicada (Ciencias Sociales), Latín (Humanidades) y Fundamentos del Arte (Artes)