El Ayuntamiento de Segovia tiene clara su postura ante los problemas de aparcamiento en la estación de tren de Guiomar: política de no intervencionismo. Fuentes municipales han informado hoy a segoviaudaz.es de que por ahora “no se va a multar a los conductores que estacionen indebidamente ni se va a retirar los coches mal aparcados, siempre y cuando estos no entorpezcan la normal circulación por la zona”. La medida resulta coherente si se tiene en cuenta la escasa oferta actual de plazas de aparcamiento pero preguntados sobre un posible nuevo escenario, es decir, cuando el nuevo aparcamiento que Adif está construyendo en la estación esté listo, estas mismas fuentes municipales han evitado pronunciarse: “ya se verá cómo actuamos entonces”.

La cuestión resulta aún más peliaguda cuando en la página web de Adif se informa de que en esta nueva zona de estacionamiento “se instalará un control de accesos y ticketing para permitir la explotación del aparcamiento en su conjunto”, si bien no informan del precio de esos tickets. Sin embargo, sí sabemos que en  la estación de tren de Adif en Toledo (que tiene unas características similares a las de Guiomar por trayectos, distancias y precios de los billetes) los conductores se ven obligados a pagar 13 euros diarios por estacionar en las zonas de aparcamiento, 59 euros con el bono mensual. Este dinero habría que sumarlo al desembolsó mensual que realizan los usuarios habituales de este servicio, el bono de transporte que ronda los 175 euros para el trayecto Segovia-Madrid y que en algunos casos puede alcanzar los 200 euros.

Hoy por la mañana, segoviaudaz ha contado hasta 151 vehículos aparcados en los márgenes de la carretera a Guiomar, una cifra que curiosamente se corresponde con las 150 plazas de que dispondrá el nuevo aparcamiento. El consistorio deberá pronunciarse sobre una posible actuación de futuro ya que es probable que muchos conductores, tentados por la política de no intervencionismo del Ayuntamiento y el ahorro de 59 euros mensuales opten por seguir aparcando en los márgenes de la carretera, como ya ocurre en Toledo.

DEJA UNA RESPUESTA