La Junta de Castilla y León ha decidido mantener el nivel 2 en el incendio de Navalilla que sigue activo y no estabilizado. Los trabajos de las cinco cuadrillas terrestres y la UME durante toda la noche permitieron, según el delegado territorial de la Junta en Segovia, Javier López Escobar, contener el incendio en “el último perímetro hasta el que llegó”. Todo apunta a que se originó en unos residuos en una finca particular, por “unos cristales que actuaron a modo de lupa”.

Se mantiene el nivel 2 de peligrosidad porque el incendio sigue afectando a una superficie extensa y los frentes siguen “relativamente cerca de los municipios”, explicó López Escobar, que precisó que están muy pendientes de “infraestructuras singulares” como una gasolinera y las líneas eléctricas.

En las tareas de control de este importante incendio trabaja un dispositivo de cerca de 160 personas formado por efectivos de la Junta, la UME, los bomberos de Sepulveda, Segovia y otras localidades, además de los “numerosos medios áreos” de la Administración regional y el Ministerio. Estos medios “se irán incorporando a los frentes según se vaya viendo que es necesario”, explicó el delegado, que indicó que también están muy pendientes de la previsión de rachas fuertes y variables de viento, para evitar que se produzca cualquier reactivación.

Causas

El fuego esta arrasando un “pinar de gran valor”, monte público, que esta bien mantenido, limpio y ordenado pero en un año tan seco y peligroso como éste, también arden los espacios que reúnen estas caráterísticas. Según los técnicos, todo parece indicar que el fuego se inició en la linde de una finca particular donde había resíduos acumulados, entre ellos cristales que actuaron como lupas. El delegado territorial recordó que esto puede parecer un tópico, pero este año el monte “tiene una extraordinaria capacidad de combustión” que desencadena un incendio de grandes proporciones.

Población

No hay peligro para los habitantes de los dos municipios más cercanos al incendio, Cobos de Fuentidueña y San Miguel de Bernuy. Todos los vecinos que fueron desalojados por precaución y por la intensa humareda, regresaron a sus casas pasadas las 21:00 horas de ayer.