¡Parece que sí! Según se ha anunciado desde el Ayuntamiento de la capital, se incrementará la flota de autobuses urbanos para el próximo año. En total sumará 16 a su flota actual de diez, que recientemente han sido renovados. Así lo ha avanzado la alcaldesa de Segovia, Clara Luquero, que ha precisado que esta incorporación forma parte del nuevo pliego de transporte urbano que está previsto que esté operativo en en el último trimeste de 2017.

La elaboración del pliego se está demorando “por el trabajo consensuado con los partidos políticos de la oposición, que es muy importante”, ha dicho Luquero, confiando en que pueda ver la luz en el próximo Pleno Municipal.

Durante la elaboración del pliego se estableció un debate sobre la necesidad o no de mantener las dos líneas que prestan servicio a la Estación del Tren de Alta Velocidad y, aunque en principio el borrador del pliego retiraba una de ellas por recomendación de los técnicos municipales, se ha decidido “que es mejor mantener las dos líneas”, lo que obligará al Ayuntamiento a comprar un autobús más, confirmó Luquero.

Todos los partidos políticos en la oposición añadieron diferentes modificaciones al borrador original propuesto por el equipo de Gobierno. El Partido Popular acusó a Luquero de no hacer caso a las propuestas que desde su formación se les enviaban. En ese sentido, Luquero, manifestó que se trata de una acusación “inaceptable” puesto que todas las propuestas “han sido consensuadas con técnicos y asociaciones de vecinos”, dijo.

Luquero, afirmó además que en Segovia y en relación al número de habitantes, “el servicio de transporte urbano está sobredimensionado” y lo comparó con Ávila donde “para una población similar solo hay 11 autobuses”. Además, destacó la “importancia” del transporte público para los segovianos y su “gran utilización” por parte de la población, y aseguró que con el nuevo reglamento en funcionamiento, “las líneas más utilizadas van a tener una frecuencia de 8 minutos”, expuso.

Además de la adquisición de los autobuses con dobles rampas, el Ayuntamiento propondrá en el pliego una auditoría anual de mantenimiento, mejoras en las instalaciones y mayor limpieza en los vehículos, además de una mejora en las comunicaciones y la calidad que se reflejará en 30 paradas con información en tiempo real, una nueva oficina de atención al público, ‘Wifi’ y recarga de móviles en el autobús y videovigilancia a bordo, entre otros servicios.