Era algo que ya sabíamos. La mañana del viernes fue un contínuo cúmulo de noticias avanzando el temporal que llegaría durante el fin de semana. Las predicciones no fallaron y en Segovia tampoco. A primera hora de la mañana ya se notaban fuertes ráfagas de viento que a medida que avanzaba el día iban aumentando hasta ocasionar graves destrozos.

Hoy lunes, la ciudad de Segovia recupera la normalidad tras un fin de semana con más de cien avisos atendidos por los Bomberos y Policía Local, según la concejala de Medio Ambiente y Protección Civil, Paloma Maroto.

En todo caso, los daños producidos por el temporal continúan siendo visibles hoy lunes y centran los comentarios de los ciudadanos, que siguen viendo ya sin riesgos, los numerosos desperfectos provocados. Las vallas en el suelo, árboles tronchados, chimeneas y antenas derribadas, o tejas y cornisas desprendidas siguen centrando las labores del Parque de Bomberos.

El centro comercial Luz de Castilla, donde numerosos vehículos sufrieron daños al desprenderse chapas y levantarse las marquesinas de los aparcamientos, siguió cerrado al público. Tan sólo se abrieron los cines, aunque solo con una parte del aparcamiento.

Algunos de los principales monumentos de la ciudad volvieron a abrirse al público, como el Alcázar, que se cerró por la tarde. La circulación ferroviara quedó interrumpida en la línea de cercanías al caer un árbol sobre la vía.

Los daños personales fueron escasos salvo en el caso de una menor, que tuvo que ser atendida por cortes en el Hospital General, tras sufrir pequeñas heridas mientras participaba en un cumpleaños familiar en un restaurante de la capital, donde se desprendieron algunos cristales del tragaluz bajo el que se encontraba su mesa.

Las ventiscas obligaron a cortar calles y plazas, y algunas carreteras, donde se produjeron accidentes a consecuencia de la falta de visibilidad por el arrastre de arena y piedras.

Numerosos pueblos de la provincia fueron recuperando el suministro eléctrico y las líneas telefónicas, que se vieron afectadas también a lo largo de la mañana de ayer domingo.

En este sentido, numerosos daños sufrieron también algunas de las instalaciones ubicadas tanto en el Polígono industrial ‘Nicomedes García’ de Valverde del Majano como en el Polígono de Hontoria en los que varias calles fueron cortadas al tráfico, dada la peligrosidad provocada por una ciclogénesis que ha afectado a gran parte de la peninsula ibérica.

También en esta población segoviana se registró un accidente entre dos vehículos en la tarde del sábado, sin causar daños personales, aunque sí materiales ya que el choque entre éstos debido al fuerte viento al no guardar la distancia considerada entre ellos, hizo que el primero de los coches frenara en seco al perder visibilidad, por lo que el segundo se abalanzó sobre él.

Así, la Guardia Civil de Tráfico llegó a cortar la circulación en algunos puntos por el riesgo de caída de tendidos eléctricos, como en la carretera CL-605, entre Segovia y Valverde del Majano.

Así mismo, según han podido confirmar varios vecinos a Segoviaudaz.es, no toda la provincia de Segovia ha sentido los efectos de la ‘tormenta perfecta’, ya que en pueblos como Fuentepelayo, Carbonero de Ahusín, Aldea Real o Mozoncillo apenas notaron los fuertes vientos del sábado.

Y es que ya lo dice la letra de una cancion: “Despues de la tormenta llega la calma”. Frente al fuerte viento del sábado en el que en muchos de los casos se pudo sentir hasta miedo, amanecía un domingo soleado y con buenas temperaturas. Habrá que estar atentos a lo que el tiempo nos depare esta semana.

DEJA UNA RESPUESTA