Tras el anuncio esta mañana de la presentación por parte de Segovia 21 de un escrito al juzgado de lo mercantil, por el que se informa que tratará de alcanzar un convenio con sus acreedores, el Complejo Empresarial-Tecnológico-Residencial, como así se autodenomina, dispone de tres meses, cuatro si se le concede una prórroga, para sanear su situación económica, o actualizarla con sus acreedores, antes de entrar en una situación concursal.

Tras la “mala gestión” del anterior órgano administrativo, como así la calificaba Javier de la Orden, representante de Verae, única empresa administradora del complejo, las causas que han llevado a presentar el escrito comunicando al Juzgado el inicio de negociaciones con sus acreedores para alcanzar un convenio, de acuerdo con lo previsto en el Art.5 Bis de la Ley Concursal, han llevado a la empresa a tramitar con la Agencia Tributaria una reconsideración de la deuda que contrae con la administración de 2’2millones de euros. Los plazos de pago propuestos en un principio, y que transcurrian de febrero de 2013 a junio de este mismo año, no pudieron ser abonados, según explicaba de la Orden, por el impago a su vez en el año 2009, de una venta de suelo a la empresa Segobrida del Eresma.

Pero la tela de araña de deudas empresariales no acaba ahí. Al débito de la empresa Fomento Territorial, la empresa que trabajó para la entidad pública Segovia 21 durante varios años para la gestión integral, urbanística y comercial del proyecto a desarrollar en la finca de Quitapesares y que asciende a 4’7 millones de euros, se suma a la que contrajeron en su día NH Segovia y los compradores de las 16 viviendas construídas en el complejo residencial y de ocio situado junto a la carretera de La Granja, en el término municipal de Palazuelos de Eresma que, según desvelaba Javier de la Orden, fueron en su mayoría adquiridas por el anterior Consejo de Administración, que presidía Atilano Soto.

Por todo ello, desde Verae no se descarta presentar una macro-demanda a todos los compradores de las 26 viviendas, en una operación que, de haberse cobrado por el complejo, hubiera aumentado sus cuentas en 1 millón de euros más.

En total, y según explicaba de la Orden, “si se devolviera todo lo que le deben, Segovia 21 contaría con 21 millones de euros más, ya fuera en aumento de activos o disminuyendo su deuda”. De momento, sólo queda esperar a que la Agencia Tributaria aplace el pago de sus deudas en un intento desesperado por no llegar a presentar a la sociedad en concurso de acreedores, hecho que podría llegar a suceder en tan sólo tres meses.

DEJA UNA RESPUESTA